Cómo usar una bufanda cuadrada

Warm scarf image by Alyona Bocharova from Fotolia.com

Una bufanda puede mejorar tu atuendo debido a su simplicidad, audacia o dramatismo, pero doblar una bufanda cuadrada puede ser un desafío, ya que no es tan simple como extender a lo largo esa que usas cada invierno por su elegancia. Hay varias formas de usar una cuadrada, algunas presentaciones son más formales que otras. Aunque, unas pueden lograrse mejor debido a la textura de la tela, doblar una bufanda cuadrada es algo que cada quien puede experimentar y obtener resultados sorprendentes.

El doblez simple

Paso 1

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Desdobla la bufanda para que quede plana. Ésta puede tener cualquier textura. Sin embargo, la seda tiende a ser difícil de doblar debido a su superficie lisa. Dobla el cuadrado en diagonal. Para ello, escoge cualquier esquina y llévala a la opuesta. La bufanda cuadrada debe ser ahora un triángulo. Los dos extremos del doblez serán los cabos que amarres.

Paso 2

Siri Stafford/Lifesize/Getty Images

Mantén el triángulo hacia arriba dejando que el lado puntiagudo cuelgue hacia abajo delante del cuerpo. Esto debe resultar en una línea horizontal a nivel del ojo. Envuelve la bufanda alrededor de tu cuello y anúdala a la espalda. Dejar que la bufanda cuelgue libremente en el cuerpo no sólo es más casual, sino que puede tener un impacto más dramático si sus colores son brillantes, tiene diseños o estampados.

Paso 3

Creatas/Creatas/Getty Images

Amarra la bufanda para que tu apariencia sea más formal. Para hacerlo colócala alrededor del cuello, cruza los extremos en la espalda y luego llévalos hacia adelante. En este caso atarás el nudo en la parte de en frente en lugar de atrás. La parte delantera debe ser capaz de cubrir el nudo. Asegúrate de no apretarla demasiado.

El efecto corbata

Paso 1

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Dobla la chalina formando un triángulo tomando una punta y llevándola a la esquina contraria.

Paso 2

Burke/Triolo Productions/Brand X Pictures/Getty Images

Enrolla la bufanda empezando del lado largo y dirigiendo tus movimientos hacia el lado puntiagudo del triángulo. Esto puede ser difícil con una prenda de seda debido a que se resbala. Asegúrate de enrollarla de 1 a 2 centímetros de ancho para que evites se vea como una cuerda.

Paso 3

BananaStock/BananaStock/Getty Images

Envuelve la bufanda alrededor de tu cuello y amárrala con un nudo sencillo para darle un efecto de corbata. Asegúrate de que los extremos del nudo se vean delicados y suaves en contrapeso con el nudo.

Más reciente

×