Técnicas para usar un shemagh adecuadamente

Digital Vision/Photodisc/Getty Images

Los shemaghs, también llamados keffiyehs y ghutrahs, son las típicas pañoletas árabes cuadriculadas. Estas piezas se utilizan para crear un tocado tradicional, pero también sirven para mostrar una poderosa declaración de moda y estilo. Los shemaghs se usan para fines prácticos, como para protegerse de la luz solar intensa y del polvo arrastrado por el viento, pero también como un accesorio sobre la ropa. El término "shemagh" se ha utilizado durante décadas, principalmente por soldados en África, Europa y Oriente Medio. Históricamente, esta prenda es usada por los hombres árabes, pero en las últimas décadas se ha vuelto popular entre las personas de todas las edades y sexos.

La shemagh sobre la cabeza

Paso 1

Digital Vision/Valueline/Getty Images

Coloca el igal (la cuerda de doble lazada) de lleno sobre tu cabeza.

Paso 2

Coloca la shemagh encima del igal de modo que una o dos pulgadas (2,5 a 5 centímetros) cuelgue en tu frente. Esto depende de qué tanto quieres que la tela caiga desde tu cabeza.

Paso 3

Coloca la corona (taggiya) sobre tu cabeza para mantener la shemagh en su lugar y para balancear la cantidad de tela que colgará alrededor de tu cabeza.

Paso 4

Toma la esquina más cercana a tu mano derecha y déjala caer sobre el hombro izquierdo de adelante hacia atrás. También puedes tomar la esquina más cercana a tu mano izquierda y hacer lo mismo sobre tu hombro derecho.

La shemagh alrededor del cuello

Paso 1

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

Coloca la shemagh sobre una superficie plana. Dobla una esquina de la pieza de tela para cubrir la forma de triángulo del ángulo opuesto.

Paso 2

Levanta la shemagh y colócala sobre tu pecho con el lado largo del doblez apoyado en tu cuello. La punta del triángulo estará ahora apuntando hacia tu ombligo.

Paso 3

Lleva los dos extremos sobre la parte posterior de tus hombros cuidando que el doblez no caiga demasiado y se mantenga cerca del cuello. Lleva los dos extremos de atrás hacia adelante y átalos en un nudo simple.

Paso 4

Esconde los extremos bajo la cubierta de tela que se ha creado en la parte delantera. Para un look más informal, deja los extremos a la vista, por encima de la tela.

Paso 5

Mírate en el espejo para asegurarte de la shemagh no te ha quedado demasiado apretada alrededor del cuello. Si la sientes incómoda, aflójala hasta que te guste como se ve y como se siente.

Más reciente

×