Cómo saber si un caldo de pollo se ha echado a perder

David Sacks/Lifesize/Getty Images

A diferencia de las bacterias patológicas, que prosperan en temperaturas altas, las bacterias de la pudrición pueden crecer en temperaturas bajas, como en el refrigerador. Estas bacterias producen olores desagradables, decoloración y moho. El caldo de pollo tiene muchos usos en la cocina. Ya sea casero o comprado, revisa el caldo de pollo en busca de señales de pudrición antes de usarlo. Si se consume caldo de pollo en mal estado es posible que produzca enfermedades serias.

Paso 1

Ciaran Griffin/Stockbyte/Getty Images

Revisa la fecha de caducidad en los caldos de pollo comprados en tiendas. Tira cualquier caldo de pollo que haya caducado.

Paso 2

Visage/Stockbyte/Getty Images

Inspecciona el contenedor del caldo de pollo. Conforme las bacterias se reproducen, liberan gas, lo que a su vez expande el contenedor. Esto puede provocar que los contenedores de cartón se abran o la tapa de los frascos se deformen hacia afuera.

Paso 3

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Huele el caldo de pollo. Cualquier olor raro puede indicar que el caldo de pollo está podrido. La mayoría de las veces, el caldo de pollo podrido huele a huevo podrido o a pan viejo. Una investigación publicada en el "Diario de Neurofisiología" en marzo del 2008 mostró que el cerebro tiene receptores químicos especializados que actúan como protección, provocando una reacción física a los estímulos que percibe como dañinos. Cualquier olor que percibas como desagradable provocará que lagrimeen tus ojos o te causará arcadas, lo que significa que tu cerebro está enviando una señal de peligro.

Paso 4

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Inspecciona visualmente el caldo. Cualquier señal de moho o enturbiamiento del caldo de pollo indicará que está podrido.

Más reciente

×