Cómo hacer una calzada empedrada

rittenhouse square cobblestone image by Jorge Moro from Fotolia.com

Una calzada empedrada puede ser una característica atractiva en torno a una casa o edificio, no sólo mejora el aspecto de una propiedad, sino que también aumenta el valor. Las calzadas empedradas pueden ser rectas o sinuosas, y pueden ofrecer una variedad ecléctica de tamaños de piedras atractivas. Puedes hacer una calzada de piedra con relativa rapidez, usando algunas herramientas y materiales sencillos.

Paso 1

Prepara la base y elimina los residuos que puedan obstruir el recorrido. Añade 2 pulgadas (5 cm) de grava y 2 pulgadas (5 cm) de arena. Perfila la calzada con una manguera de jardín para lograr mediciones precisas.

Paso 2

Pon una capa profunda de 2 a 4 pulgadas (5 a 10 cm) de grava en la parte superior de la base (las zonas con drenaje inadecuado pueden necesitar más grava). Añade una banqueta a la calzada, alineando las piedras largas y rectas. Humedece la grava y alísala con un nivelador.

Paso 3

Vierte de 2 a 4 pulgadas (5 a 10 cm) de arena en la parte superior de la grava. Acaricia completamente la arena con una pala para comprimir los granos de arena juntos, eliminando las bolsas de aire

Paso 4

Coloca la empedrada larga y asegúrate de que las piedras queden planas. Revisa periódicamente para ver si las piedras están al mismo nivel. Coloca las piedras grandes primero, y sigue con piedras más pequeñas. Comprime cada baldosa en el suelo con un martillo de goma para asegurar que las piedras están firmes en la capa de arena.

Paso 5

Usa una escoba para barrer la arena entre las piedras (barrer la arena entre las piedras ayuda a mantener las piedras en su lugar). Aplica un producto de sellado entre cada empedrada para evitar el crecimiento de malezas y para ayudar a la cohesión.

Más reciente

×