Cómo cobrar un trabajo de diseño interior

BananaStock/BananaStock/Getty Images

Como diseñador de interiores, a menudo funcionas como un contador, ya que debes preparar y enviar facturas a tus clientes. Después de todo, sin una factura no podrás recibir el pago por todo el trabajo duro que realizaste. Cuando debes cobrarle a un cliente, tienes que elaborar una factura que incluya el tiempo de asesoramiento, el tiempo que trabajaste en el proyecto y los materiales que compraste. Si haces una lista individual de cada uno de estos elementos y elaboras una factura única, puedes reducir la confusión y los errores, y además, permites que el cliente sepa con facilidad dónde y de qué manera se gasta su dinero.

Paso 1

Determina una tarifa por hora por los servicios prestados. Contar con una tarifa establecida te ayudará a realizar una factura precisa después de la finalización del proyecto.

Paso 2

Realiza un asesoramiento inicial con el cliente, en el cual discutan el proyecto para tener una idea del tiempo que necesitas invertir para llevarlo a cabo y los materiales que debes comprar. Infórmale al cliente el precio de la tarifa por hora y mantén un registro del tiempo que dura esta visita inicial.

Paso 3

Realiza un registro de las horas que trabajas. Todos los días anota la fecha y el total de horas que dedicaste al trabajo. Incluye el tiempo de asesoramiento con el cliente, o el tiempo dedicado a la compra de los materiales.

Paso 4

Crea un registro de los materiales o suministros que compraste, y guarda todos los recibos de compra.

Paso 5

Mantén un registro de los contratistas involucrados en el trabajo. Por ejemplo, es probable que necesites un contratista para instalar un nuevo tabique de yeso en el hogar; guarda la factura del contratista.

Paso 6

Divide la factura final en tres secciones. En la primera sección, suma todas las horas que trabajaste. Incluye una lista de las fechas y horas de trabajo, además del resultado total. En la segunda sección, suma todos los materiales o suministros que compraste. Haz una lista detallada que muestre todos los materiales y el precio total. Suma el costo de contratistas externos en la última sección y anota el costo total. Al pie de la factura, incluye el total final de la suma de las horas de trabajo, los materiales y el costo de los contratistas.

Paso 7

En la parte posterior de la factura, adjunta los recibos de la compra de materiales y suministros, y las facturas de contratistas externos. Envíala por correo o entrégala en mano al cliente.

Más reciente

×