Cómo cocinar calamares congelados

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

El calamar es un marisco, y es una de las únicas formas de mariscos que pueden sobrevivir en proceso de congelación manteniendo el sabor intacto. El calamar congelado viene en una variedad de tamaños, que van desde 2 pulgadas (0.05 metros) a casi un pie (0.30 metros) de largo. Puedes comprar los calamares enteros, o sólo los tentáculos congelados. La forma más fácil de cocinar los calamares congelados es asándolos. Este método toma sólo unos minutos y el calamar no quedara gomoso sino tierno.

Paso 1

Deja los calamares congelados a temperatura ambiente, o en el refrigerador durante toda la noche. Lava los calamares para quitarle la arena restante. Seca el calamar con papel absorbente.

Paso 2

Corta los tentáculos del cuerpo del calamar. Corta la punta de cada tentáculo. Llena el bol con agua y remoja los pinchos de madera mientras preparas el resto del calamar.

Paso 3

Remueve la bolsa de tinta y la pluma afilada que se encuentran dentro del cuerpo del calamar. Quítale la piel al calamar. Corta el cuerpo del calamar en anillos, o tiras, de acuerdo a lo que prefieras.

Paso 4

Mezcla el cuerpo y los tentáculos del calamar en aceite de oliva. Usa una cucharada de aceite por libra (453,5 gramos) de calamar. Espolvorea el calamar con sal, pimienta y cualquier otra especia que prefieras.

Paso 5

Atraviesa los tentáculos con los pinchos de madera. Enciende tu parrilla a fuego alto. Coloca la carne del cuerpo del calamar y los tentáculos sobre la parrilla. Espera dos o tres minutos, luego da vuelta el calamar para cocinarlo del otro lado por unos 2 o 3 minutos mas, o hasta que se vuelva opaco.

Más reciente

×