Cómo construir una casa por tu cuenta en el campo con materiales naturales

country house image by Vaida from Fotolia.com

Una casa construida en una zona rural debe integrase bien con el entorno natural. Por ejemplo, es bueno tener una casa de ladrillo o de piedra en tonos marrones claros o de ladrillos en tono rojo brillante en una zona de montañas. Utilizando materiales y colores que ayuden a que la casa se adapte al paisaje, crearás un mejor aspecto general para tu casa. Los materiales naturales como la arcilla o las piedras pueden utilizarse ​​para construir una casa y un diseño respetando el medio ambiente.

Comienza con la construcción

Paso 1

Kim Carson/Stockbyte/Getty Images

Compra una propiedad con una variedad de árboles de hoja caduca y de hoja perenne que puedas incorporar en el proceso de construcción. Utiliza materiales que se complementen con lo que hay en tu terreno. Utiliza vigas envejecidas de cedro, por ejemplo, en lugar de talar tus propios árboles de cedro. Utiliza piedras de río locales o piedras naturales para la construcción de la base, las columnas del porche o la chimenea. Utiliza las mismas rocas y piedras para la construcción de bancos en tu propiedad para disfrutar de la vista.

Paso 2

Construye los cimientos de la casa de 1 a 2 metros (4 a 6 pies) de profundidad, con bloques de concreto. Cubre el lado exterior de los bloques con piedras cortadas de la región. Habla con otras personas que hayan utilizado este tipo de piedras para descubrir los mejores diseños y la forma de utilizar el mortero adecuadamente. Reserva piedra idéntica a la utilizada en la base para la construcción de una chimenea de piedra que haga juego para la casa.

Paso 3

Compra maderas de 5 por 30 centímetros (2 por 12 pulgadas) para construir las vigas del piso. Corta los paneles de 5 por 20 centímetros (2 x 8 pulgadas) para construir el marco de la casa con una sierra circular. Cubre el techo con madera contrachapada de 1 centímetro (½ pulgada) de revestimiento e instala un techo con los desprendimientos de cedro. Compra los desprendimientos de cedro que se hayan tratado con materiales apropiados para durar muchos años. Cubre la parte exterior de la casa con madera contrachapada de 1 centímetro (½ pulgada) de recubrimiento, seguido de 20 centímetros (8 pulgadas) de ancho de tablones de madera, ladrillos de colores neutros o de piedra encontrados en la región inmediata.

Paso 4

Ryan McVay/Photodisc/Getty Images

Haz hincapié en los materiales naturales en el acabado del interior de la casa. Construye muros de 15 a 25 centímetros (6 a 10 pulgadas) de pino ancho de lengüeta y surcos a lo largo de una pared de la sala de estar, por ejemplo. Instala una biblioteca de pared de pino acabado en poliuretano para enfatizar los "nudos" naturales y la belleza de la madera. Construye una zona de estar con una ventana en saliente, por ejemplo, utilizando piedra para la base y tablones de 46 a 61 centímetros (18 a 24 pulgadas) de ancho para la zona de estar.

Paso 5

Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

Construye pasamanos para el porche de 25 a 38 centímetros (10 a 15 pulgadas) con las barandillas de madera para enfatizar las áreas boscosas que rodean tu propiedad. Construye escalones en la entrada con piedras de río de 15 a 20 centímetros (6 a 8 pulgadas) de diámetro con un mortero a los lados de las escaleras. Pon piedras planas en bruto de alrededor de 30 centímetros (1 pie) cuadrados en la zona de pisadas. Construye pasamanos en las escaleras de madera en bruto fijados a los escalones con accesorios de metal y tornillos de anclaje de hormigón.

Más reciente

×