Cómo construir un embudo metálico

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Los embudos tienen una gran variedad de usos en tu garaje. Te ayudan a evitar ensuciar tú vehículo cuando haces un cambio de aceite y direccionan el refrigerante hacia el radiador y no hacia el piso del taller. Puedes conseguir embudos de plástico en cualquier tienda, pero los metálicos son más difíciles de encontrar. Por suerte, hacer uno tú mismo es rápido y fácil.

Paso 1

Corta el metal con el cortador de acero para crear un triángulo. Luego, corta una de las puntas del mismo usando la misma herramienta.

Paso 2

Mide los rebordes de los laterales del triángulo usando el ancho de tu pulgar como guía. Dobla los rebordes hacia arriba en un ángulo de 90 grados.

Paso 3

Dobla el metal en forma de embudo, uniendo los rebordes. Realiza orificios en los rebordes para introducir los remaches.

Paso 4

Aplica sellador RTV entre los rebordes para que el líquido no escape del embudo cuando lo utilices.

Paso 5

Remacha los rebordes entre sí, usando el remachador, antes de que el sellador RTV se haya secado. Deja que éste se seque completamente antes de utilizar el embudo.

Más reciente

×