Cómo construir fácilmente un trineo con ruedas para perros

Comstock Images/Comstock/Getty Images

Hacer un carrito para perros desde cero puede ser costoso, lento y muy difícil. Necesitarías complejos manuales de instrucciones y muchas piezas pequeñas. Para aquellos que no son tan hábiles con las manos, usar un carro para niños prefabricado puede acelerar este proceso y además servirá para fabricar un trineo robusto y fiable, tan bueno como cualquier trineo comprado o fabricado por ti mismo. Debes colocar los sistemas de arneses y de frenado si intentas este proyecto. De lo contrario, podrías dañar al perro y al pasajero.

Paso 1

Quita la manija del carro para niños, dejando el enganche en su sitio. En el punto del enganche por donde pasó la base de la manija, coloca el tubo de aluminio en forma de U, comenzando por uno de los lados y moviendo tu cuerpo con la dirección que tomé el tubo, de forma que siempre sujetes con firmeza y de forma equilibrada el metal. Si éste se resbala, no podrás apretar correctamente el enganche, lo que puede producir lesiones. Una vez que el tubo está en su lugar, aprieta el enganche tanto como sea posible mientras mantienes la tubería paralela al suelo. La tubería debe permanecer paralela.

Paso 2

Ata un nudo Prusik en la base de la tubería en forma de "U", donde se encuentra el enganche del carro. Dobla la cuerda al medio, y coloca el nudo a un lado de la barra, de manera que descanse directamente sobre el enganche, colocando las puntas sobre la parte superior, de forma que caigan por el otro lado. Asegúrate de que la cuerda tenga al menos 4 pies (1,22 metros) en cada extremo. Enhebra los extremos en el nudo, de modo que la cuerda quede fija a la barra en el enganche. Pasa los extremos de nuevo a través del nudo para asegurar que la unión sea segura. A continuación, tira de los extremos de la cuerda para que el nudo no se deslate. Colocar el enganche en el centro del nudo ayudará a mantenerlo en su lugar.

Paso 3

Enlaza la cuerda una vez por debajo de la tubería en cada uno de los extremos, de manera tal que cuando tires de la cuerda, el tubo se levante ligeramente, aliviando el peso sobre el perro conforme aumente la tensión de la cuerda. Esto mantendrá niveladas las fuerzas que actúan sobre el perro y evitará que sus músculos se sobrecarguen al frenar. Enlaza la cuerda por debajo del carro para obtener dos riendas.

Paso 4

Coloca el arnés de acarreo al perro. Coloca las puntas del tubo a cada lado del arnés. Éste debe estar hecho para soportar esta clase de tubos y tener bolsillos ajustados y nudos de ajuste para fijarlos en su lugar. Con esto, tu perro debe poder tirar del carro con facilidad.

Más reciente

×