Cómo controlar la acidez del suelo

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

La acidez del suelo se refiere a la concentración de hidrógeno, aluminio y iones cargados positivamente. La acidez del suelo en una región determina qué árboles, pastos y cultivos pueden crecer allí. El indicador de acidez más ampliamente utilizado es el pH, una escala logarítmica que va del 0 al 14, y que mide la concentración de iones hidrógeno por litro. La mayoría de las plantas crecen bien en suelos con un pH de 5,8 a 7, pero si la acidez es mayor, tus plantas tendrán problemas. Sin embargo, algunas plantas como la el césped ciempiés, las camelias y las papas, en realidad prosperan en suelos ácidos (ver referencias 1 y 2).

Paso 1

Escoge los cultivos que deseas plantar en tu suelo. La acidez óptima de un suelo varía, dependiendo de los cultivos o plantas que deseas cultivar. Por ejemplo, el maíz, el mijo y la soja prosperan en suelos con un pH de 6, pero las manzanas, duraznos y la alfalfa requieren de un pH de 6,5 (ver referencia 2).

Paso 2

Prueba el pH y el valor de Ac de tu suelo. Necesitarás tanto el nivel de pH como el de Ac (conocido como nivel de acidez intercambiable) para determinar cómo corregir la acidez del suelo (ver referencia 2).

Paso 3

Calcula cuánta cal, en toneladas, necesitas por acre de suelo para alcanzar tu nivel de acidez deseado usando esta fórmula: Cal (toneladas / acre) = Ac x [(pH objetivo - pH actual) / (6,6 - pH actual)] - Rc. RC es el crédito residual, y su valor depende de si has aplicado cal con anterioridad, y que ésta no haya reaccionado por completo. La cal puede tomar hasta 12 meses en reaccionar con el suelo (ver referencia 2).

Paso 4

Aplica la cantidad de cal requerida por tu suelo. El método que uses dependerá del tipo de suelo y su uso. La cal se puede aplicar para cultivos en campo mediante dosificadores rotativos simples y dobles, mientras que en jardines y patios se puede trabajar con rastrillo y azada.

Más reciente

×