Cómo cortar albahaca fresca para almacenarla

Jupiterimages/Comstock/Getty Images

La albahaca añade un sabor distintivo a los platillos y es notable por su fresco aroma. Al cultivar la albahaca en el jardín, córtala adecuadamente para almacenarla. La albahaca fresca pierde su color y textura rápidamente una vez cosechada. Almacenar la albahaca la mantiene fresca y alarga su vida. Córtala fresca solo cuando vayas a usarla para que conserve su alta calidad.

Paso 1

Cosecha las hojas de albahaca antes de que desarrolle flores. Retira las hojas antes de que las flores animen a la planta a que le salgan más hojas.

Paso 2

Inspecciona la planta de albahaca hasta que tenga de seis a ocho hojas saludables.

Paso 3

Retira las hojas de la planta con unas tijeras filosas. Corta los tallos de hojas de albahaca de la planta, pero deja de dos a cuatro hojas en cada tallo para que la planta continúe creciendo.

Paso 4

Corta los tallos en un ángulo de 45º después de la cosecha. Coloca los tallos cortados en un frasco con agua y apártalos de los rayos del sol. Las hojas de albahaca durarán mucho si el frasco es cubierto con una bolsa de plástico y almacenado en el refrigerador.

Más reciente

×