Cómo crear tu propio arriate para jardín

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Un arriate tiene varios propósitos en un jardín. Ayuda a prevenir que el pasto se extienda hasta el área de siembra; mantiene la planta, arbusto o piedra en su lugar y provee una barrera estética entre el césped y la parte de siembra. Un borde también da al césped y al jardín una imagen cuidada y arreglada. Colocar un arriate para jardín requiere un poco de planeación, trabajo e inversión. Sin embargo, si se construye adecuadamente, esta barrera te ahorrará trabajo para mantener el jardín y el césped atractivos.

Step 1

Elige un material para tu arriate. Las rocas pequeñas o piezas de madera son excelentes para un diseño natural. Ladrillos, concreto, metal y plástico funcionan muy bien en diseños clásicos.

Step 2

Marca la línea divisoria. Usa una manguera, una cinta o rocía pintura en el lugar donde quieres poner el arriate. Haz los extremos curvos para un área de siembra natural, o completamente rectos para un jardín clásico.

Step 3

Mide la longitud del borde. Revisa cuanto material necesitarás según esta medida. Por ejemplo, para un arriate de 12 pies necesitarás 36 rocas pequeñas de 4 pulgadas aproximadamente.

Step 4

Recorta un borde alrededor del área de siembra usando la pala. Remueve la tierra, césped y hierbas. Haz este borde de 2 pulgadas de profundidad. Debe parecer una trinchera pequeña.

Step 5

Instala el material. Para arriates de madera o de metal, colócalos usando un mazo. Las rocas, ladrillos y concreto se tienen que acomodar cuidadosamente y pieza por pieza, presionándolos suavemente con el mazo.

×