Cómo lograr que el cabello crezca largo y rizado

puhhha/iStock/Getty Images

¿Sueñas con tener algún día rizos largos y brillantes? El cabello largo y rizado es más difícil de lograr que el cabello largo y lacio, debido a su naturaleza delicada. Sin embargo, es posible lograrlo con un cuidado delicado y consistente y con un poco de paciencia. A continuación verás algunas ideas para ayudarte a alcanzar tu meta.

Paso 1

Lávate la cabeza sólo una vez por semana con un champú humectante suave. Si te aplicas champú con mayor frecuencia el cabello largo y rizado se te secará. Busca champúes especiales para cabello rizado, seco o tratado con tintura. De hecho, algunas cabezas rizadas descubren que pueden lavarse el pelo cada dos semanas.

Técnica de aplicación suave de champú: aplica el acondicionador en el pelo seco antes de entrar en la ducha para reducir los efectos de secado del champú. El pelo debe estar suelto. Nunca recojas tu cabello en la parte superior de tu cabeza, porque se te enredará y esto conducirá a que el pelo se torne quebradizo. Humedece tu cabello en la ducha. Vierte una pequeña cantidad en tu mano y frota tus manos para mezclarlo. Aplica el champú sobre el cabello con ambas manos, concentrándote en el cuero cabelludo. El agua hará correr el champú por tu pelo durante el enjuague. Enjuaga profusamente. Mientras lo haces, hazte masajes en el cuero cabelludo con las yemas de los dedos. Ahora estás lista para el acondicionador.

Paso 2

Siempre después de aplicarte un champú aplica un acondicionador humectante. Este acondicionador es fundamental para hacer crecer un cabello largo y rizado, que suele quebrarse cuando se seca.

Cuanto más largo es el pelo más frágil es, porque es cabello viejo. El cabello rizado largo es especialmente delicado. Este tipo de cabello es más frágil que el lacio porque la cutícula permanece levemente abierta, haciendo que el pelo sea más vulnerable al quiebre y a la sequedad. Los buenos acondicionadores sellan transitoriamente la cutícula para retener la humedad y proteger contra los cabellos quebradizos.

Técnica recomendada para el acondicionador: cabello húmedo. Divide el pelo en sectores. Vierte una cantidad generosa de acondicionador en la palma de tu mano. Frota tus manos y aplica en un sector. Repite en cada uno de los sectores. Tu pelo debe estar saturado de acondicionador. A estas alturas, puedes desenredar tu cabello. Después, enjuaga el acondicionador.

Paso 3

Desenreda el cabello largo y rizado con un peine de dientes anchos o con los dedos. Sólo debes peinarlo o desenredar el pelo cuando éste está húmedo y lleno de acondicionador. El proceso de desenredado es mucho más suave para el pelo si se lo hace de esta manera. Peinar el cabello rizado seco separa los rizos y puede producir enredos, cabellos erizados y quebradizos.

Paso 4

Siempre usa un acondicionador humectante sin enjuague. Para evitar las puntas florecidas y los quiebres, el pelo debe mantenerse humectado. El acondicionador sin enjuague puede prevenir daños mientras agrega brillo y suavidad a los rizos.

Paso 5

Aplica acondicionador en los días que no uses champú. El lavado con acondicionador te permitirá desenredar a diario tu cabello, humectarlo y renovar tu peinado entre aplicaciones de champú. Desenredar con el acondicionador evita los grandes enredos que pueden conducir a los quiebres. Los rizos humectados tienen más probabilidades de crecer más largos.

Necesitarás un acondicionador liviano para lavarte el cabello y uno más espeso para acondicionar el pelo.

Lavado con acondicionador: pelo húmedo. Vierte una pequeña cantidad de acondicionador liviano en tu mano. Frota tus manos y aplica en todo tu cabello. Haz masajes en tu cuero cabelludo con las yemas de tus dedos. Enjuaga bien. Divide el pelo en sectores. Vierte una gran cantidad de acondicionador humectante en la palma de tu mano. Frota las palmas de tus manos y esparce el acondicionador en un sector de tu pelo. Repite en todos los sectores. Enjuaga el acondicionador. Ahora estás lista para aplicar el acondicionador sin enjuague y los productos de modelado.

Paso 6

Rocía tu pelo con agua destilada para refrescar los rizos. Nada humecta como el agua. Para obtener más humedad, agrega unas pocas gotas de aceite de jojoba. Tu pelo quedará suave, terso y con menos posibilidades de quebrarse.

Paso 7

Aplica aceite de jojoba o de coco al pelo la noche anterior a la aplicación de champú. Esto formará una capa sobre el cabello y lo protegerá de los efectos dañinos del champú. Los aceites naturales constituyen otra defensa contra el quiebre del cabello delicado rizado y largo.

Paso 8

Toma un multivitamínico a diario. Hay algunos que apuntan a hacer crecer el cabello. Come una dieta bien balanceada, ya que una mala nutrición puede hacer que el pelo rizado crezca con falta de brillo y sumamente débil. Una buena dieta, en cambio, te ayudará a hacer crecer un cabello más fuerte y sano. El cabello fuerte tiene mayores posibilidades de crecer más.

Paso 9

Elige productos humectantes para modelar y accesorios para el cabello sin ganchos.

Paso 10

Protege tu pelo por la noche. Las fundas de almohadas de algodón pueden secar tu pelo y provocar un daño y un erizamiento a largo plazo. El frágil cabello largo y rizado tiene más de una chance de crecer con mayor longitud si duermes con una funda de satén. Los días en que tienes que dormir con una funda de algodón, cubre tu cabello con un pañuelo de satén o de seda. También descubrirás que tus rizos permanecen definidos y suaves cuando proteges tu cabello por la noche.

Más reciente

×