Cómo hacer cubos de hielo que no se derritan para mantener las bebidas frescas

stone image by Andrzej Solnica from Fotolia.com

Es un dilema antiguo: cómo mantener una bebida fría sin que se quede aguada con hielo derretido. Tanto si estás bebiendo un whisky escocés de 100 años o un refresco, es agradable terminar la bebida y que la última gota sea tan sabrosa como la primera. La idea de usar esteatita en lugar de cubos de hielo comenzó en una tienda de trabajadores de piedras y minerales de Vermont, nacida del deseo frugal de usar hasta la última pieza de esteatita, incluso los recortes o sobras. Con el equipamiento adecuado y algo de trabajo cuidadoso, tú también puedes servir tus bebidas literalmente sobre rocas.

Paso 1

Haz una marca con lápiz cada 1 1/2 pulgadas (3,75 cm) en los cuatro lados del bloque de esteatita usando una regla. Los bloques que encuentres, ya sea en tiendas de artesanías o en una tienda de artículos de albañilería, serán de tamaño irregular. Para estas instrucciones, se asume que estás trabajando con una pieza de 12 por 7 1/2 pulgadas (30 x 18,75 cm).

Paso 2

Traza una línea cada 1 1/2 pulgadas (3,75 cm) en la superficie de la piedra usando las marcas a ambos lados de la parte más larga del bloque. Trabaja con la regla como guía para que tus líneas queden rectas.

Paso 3

Traza una línea cada 1 1/2 pulgadas (3,75 cm) en la superficie de la piedra conectando las marcas a cada lado de la parte más corta de la piedra, utilizando la regla o vara para medir. La superficie de la esteatita quedará cuadriculada.

Paso 4

Corta por las líneas en el lado corto de la esteatita con una sierra de corte. Cuando hayas terminado, tendrás 10 varillas de esteatita de 1 1/2 pulgada (3,75 cm) de ancho cada una. Limpia el polvillo de la hoja con agua usando una manguera o balde.

Paso 5

Corta por las líneas (cada 1 1/2 pulgadas [3,75 cm]) en cada varilla de esteatita con la sierra de corte. Cada vez que hagas un corte, obtendrás un "cubo de hielo". Deberías obtener 40 cubos al terminar.

Paso 6

Cuando hayas terminado de cortarlos, lava los cubos con agua tibia y detergente para lavavajillas para limpiarlos muy bien.

Paso 7

Seca los cubos de piedra con una toalla o deja que se sequen al aire antes de congelarlos.

Paso 8

Pon los cubos en una bolsa plástica de 1 galón (4 litros) y colócala en el congelador. Deja que se congelen por al menos cuatro horas o toda la noche antes de usarlos en tus bebidas.

Más reciente

×