¿Cómo puedo cubrir el cabello con canas sin todo el daño de los tintes?

••• Christopher Robbins/Digital Vision/Getty Images

El cabello con canas tiende a ser más seco y más quebradizo que otro tipo de cabello haciéndolo vulnerable a los ingredientes químicos en varios productos comerciales para teñir. Los enjuagues caseros a base de plantas son una alternativa más suave y menos costosa. Mientras que los colorantes a base de químicos aclaran u oscurecen de forma dramática tu cabello, los remedios tradicionales (como la salvia, azafrán y henna) mezclan suavemente las hebras canosas con tu color de cabello natural cuando lo utilizas de forma regular.

Salvia para cabello castaño

Passo 1

Coloca la salvia en una olla con dos tazas de agua, Coloca la olla sobre una fuente de calor y lleva la mezcla a ebullición. Hierve a fuego lento por 30 minutos.

Passo 2

Deja que la mezcla enfríe y deja que la salvia se remoje en el líquido de dos a tres horas.

Passo 3

Vierte la mezcla en un colador para eliminar las hojas de la salvia.

Passo 4

Vierte la infusión de salvia sobre todo el cabello limpio, recolectando el líquido en un tazón. Repite este proceso 15 veces volviendo a utilizar el mismo líquido una y otra vez. Después del enjuague final deja la mezcla en tu cabello por 10 minutos.

Passo 5

Enjuaga la infusión con agua limpia.

Azafrán para cabello rubio

Passo 1

Coloca una pizca de azafrán en el fondo de una jarra grande. Vierte dos tazas de agua hirviendo sobre el azafrán.

Passo 2

Deja que la mezcla repose de 15 a 20 minutos.

Passo 3

Cuela la mezcla para eliminar el azafrán. Agrega una cucharada de jugo de limón.

Passo 4

Vierte la infusión de azafrán a través del cabello limpio, recolectando el líquido utilizado en un tazón. Repite este proceso 15 veces volviendo a utilizar el mismo líquido cada vez. Después del enjuague final deja la mezcla sobre tu cabello por 15 minutos.

Passo 5

Enjuaga la infusión con agua limpia.

Henna para cabello rojo

Passo 1

Coloca el polvo de henna en un tazón para mezclar. Agrega suficiente jugo de limón para hacer una pasta lisa y espesa.

Passo 2

Cubre el tazón y déjalo reposar por 24 horas o hasta que la mezcla de henna se vuelva de verde a marrón.

Passo 3

Mezcla más gotas de jugo de limón hasta que la pasta forme una consistencia más ligera similar al yogur suave o a la crema batida.

Passo 4

Trabaja con la mezcla de henna a través del cabello seco. Deja que repose sobre el cabello de cuatro a cinco horas.

Passo 5

Enjuaga la henna de tu cabello hasta que el agua salga limpia.

Más reciente

×