Cómo cuidar de un conejo salvaje pequeño

NA/AbleStock.com/Getty Images

Divinos y al mismo tiempo vulnerables, los conejos salvajes muy pequeños pueden enfrentarse a peligros extremos si su madre está muerta o no logran volver a la madriguera. Cuidar de un conejo tan pequeño y huérfano debería ser trabajo de especialistas en la vida salvaje u otros expertos, pero tú puedes ayudar hasta cierto punto si te encuentras con una o muchas crías huérfanas.

Paso 1

Determina si el conejo es en verdad huérfano. A menudo la madre se aleja de la madriguera durante el día pero luego regresa a la noche para alimentarlos y estar con ellos.

Paso 2

Si te aseguraste de que su mamá murió, mantente atento a las señales que el conejo pequeño da para saber si en verdad necesita de ayuda. Si la piel es más azul que rosa, o si se mueve lentamente, entonces las posibilidades indican que requiere de ayuda.

Paso 3

Levántalo para asegurarte de que se esté alimentando bien. Si el estómago está como hundido, no está comiendo lo suficiente y necesita ayuda.

Paso 4

Si estás seguro de haber encontrado un conejo huérfano que parece estar enfermo o herido, llévalo a un especialista que sepa sobre la vida salvaje cuanto antes. Si no puedes encontrar este tipo de expertos en la guía telefónica, llama a la oficina de la policía, donde un oficial seguramente será capaz de darte la indicación correcta.

Paso 5

Dale refugio. Hasta que puedes llevar a tu conejito con un experto, tienes que asegurarte de que se mantenga a salvo. Proporciónale un espacio que sea delicado y cálido. Coloca algunas toallas suaves dentro de una caja y luego tápala con otra toalla para que el conejo se mantenga a oscuras.

Paso 6

Cerciórate de que la temperatura de la habitación en la que esté el conejo, hasta que lo lleves con el especialista, esté entre los 65 y los 70 grados Fahrenheit (18 a 21 grados centígrados).

Paso 7

Alímentalo. Utiliza los productos de reemplazo de leche para gatitos dos veces por día. Habla con el especialista en vida salvaje o con alguna organización humanitaria cerca de donde vives para saber la cantidad de comida que le tienes que dar al conejo cada vez que lo alimentas.

Paso 8

Decide ayudar al pequeño conejo hasta que se vuelva más fuerte. Deberías comenzar a darle alimentos sólidos cuando abra sus ojos. Las mejores comidas para darle son el heno, el perejil italiano, el diente de león, la lechuga romana y el repollo.

Paso 9

Deja que sea libre. Cuando el conejo haya crecido y mida unas cinco pulgadas (13 centímetros) de largo y esté comiendo heno u otras verduras de hojas verdes, tienes que permitirle que regrese a la vida salvaje. No importa si te parece que es muy bonito o que todavía es pequeño, si quieres que sobreviva, entonces tendrás que dejarlo ir en el momento oportuno.

Más reciente

×