DESCUBRIR
×
Loading ...

Cómo cuidar de un conejo salvaje pequeño

Divinos y al mismo tiempo vulnerables, los conejos salvajes muy pequeños pueden enfrentarse a peligros extremos si su madre está muerta o no logran volver a la madriguera. Cuidar de un conejo tan pequeño y huérfano debería ser trabajo de especialistas en la vida salvaje u otros expertos, pero tú puedes ayudar hasta cierto punto si te encuentras con una o muchas crías huérfanas.

Instrucciones

NA/AbleStock.com/Getty Images
  1. Determina si el conejo es en verdad huérfano. A menudo la madre se aleja de la madriguera durante el día pero luego regresa a la noche para alimentarlos y estar con ellos.

    Loading ...
  2. Si te aseguraste de que su mamá murió, mantente atento a las señales que el conejo pequeño da para saber si en verdad necesita de ayuda. Si la piel es más azul que rosa, o si se mueve lentamente, entonces las posibilidades indican que requiere de ayuda.

  3. Levántalo para asegurarte de que se esté alimentando bien. Si el estómago está como hundido, no está comiendo lo suficiente y necesita ayuda.

  4. Si estás seguro de haber encontrado un conejo huérfano que parece estar enfermo o herido, llévalo a un especialista que sepa sobre la vida salvaje cuanto antes. Si no puedes encontrar este tipo de expertos en la guía telefónica, llama a la oficina de la policía, donde un oficial seguramente será capaz de darte la indicación correcta.

  5. Dale refugio. Hasta que puedes llevar a tu conejito con un experto, tienes que asegurarte de que se mantenga a salvo. Proporciónale un espacio que sea delicado y cálido. Coloca algunas toallas suaves dentro de una caja y luego tápala con otra toalla para que el conejo se mantenga a oscuras.

  6. Cerciórate de que la temperatura de la habitación en la que esté el conejo, hasta que lo lleves con el especialista, esté entre los 65 y los 70 grados Fahrenheit (18 a 21 grados centígrados).

  7. Alímentalo. Utiliza los productos de reemplazo de leche para gatitos dos veces por día. Habla con el especialista en vida salvaje o con alguna organización humanitaria cerca de donde vives para saber la cantidad de comida que le tienes que dar al conejo cada vez que lo alimentas.

  8. Decide ayudar al pequeño conejo hasta que se vuelva más fuerte. Deberías comenzar a darle alimentos sólidos cuando abra sus ojos. Las mejores comidas para darle son el heno, el perejil italiano, el diente de león, la lechuga romana y el repollo.

  9. Deja que sea libre. Cuando el conejo haya crecido y mida unas cinco pulgadas (13 centímetros) de largo y esté comiendo heno u otras verduras de hojas verdes, tienes que permitirle que regrese a la vida salvaje. No importa si te parece que es muy bonito o que todavía es pequeño, si quieres que sobreviva, entonces tendrás que dejarlo ir en el momento oportuno.

Loading ...

Consejos

  • Se recomienda enfáticamente que, en vez de tratar de curar al conejito tú solo, encuentres un experto en vida salvaje que ayude a rehabilitar y a cuidar a la cría.
  • Si tienes un gato, asegúrate de que use un collar con una campanilla a fin de que advierta a los animales pequeños, como los conejos pequeños, de su presencia, de manera que tengan la posibilidad de huir y sobrevivir.
  • Solamente toca a los conejos si estás completamente seguro de que la madre está muerta. De lo contrario, estarías poniendo al conejo en riesgo y aumentarían las posibilidades de que no sobreviva.
  • Si quieres proteger animales pequeños, entre ellos los conejos, en tu jardín, evita utilizar pesticidas u otros productos para el cuidado del césped.
Loading ...