Cómo cuidar los cuellos de las camisas de polo

Victor Fraile/Getty Images Sport/Getty Images

Si bien una camisa de polo es una opción de estilo en el campo de golf o como parte de tu atuendo casual de fin de semana, su cuello tiende a ser rebelde. Un cuello arrollado, curvado, arrugado o descolorido, no te ayudará con tu aspecto general por lo que es importante brindarle el cuidado y atención que necesita. Si estás dispuesto a tomarte un poco de tiempo extra, podrás mantener esta parte de la camisa de polo luciendo fresca y a la moda.

Paso 1

Quita las camisas polo de la secadora apenas haya finalizado el ciclo. No permitas que permanezcan dentro o los cuellos quedarán arrugados y curvados.

Paso 2

Dirígete inmediatamente hacia la tabla de planchar. Calienta una plancha de vapor con agua destilada en un ajuste medio. Desliza la camisa sobre la tabla y desdobla el cuello para aplanarlo, con el fin de plancharlo.

Paso 3

Rocía un poco de apresto sobre el cuello para afirmar la tela y que luzca más fresca. Plánchalo con la plancha de vapor y dóblalo en la forma en que lo usas normalmente.

Paso 4

Pasa la plancha sobre el extremo superior del cuello, a una 1/2 pulgada (1,2 cm) del borde. Esto hará que luzca prolijo y perfectamente en su lugar. Plancha el resto de la camisa si lo necesita o cuélgala en una percha y ponla en el armario.

Más reciente

×