Cómo cuidar a un weimaraner

Ryan McVay/Photodisc/Getty Images

El weimaraner es un perro longevo y saludable, criado para cazar. Debes darle mucho ejercicio, pero sobre todo, debes incluirlo en todas las actividades familiares, ya que reclama atención. Además, ten presente que los weimaraners son perros dominantes y tomarán el control de tu casa si se lo permites. Es esencial entrenarlos desde el primer momento.

Paso 1

Vacuna a tu weimaraner ni bien lo adoptes y luego colócale las vacunas de refuerzo todos los años para mantenerlo inmune a las enfermedades. También, si tienes un perro adulto, desparasítalo cada tres meses y consulta con tu veterinario acerca de los productos para controlar las pulgas.

Paso 2

Alimenta a tu weimaraner con alimento para perros de alta calidad. El ingrediente principal debe ser la carne si buscas un producto de calidad. Las proteínas crudas deben componer no menos del 30 por ciento y la grasa cruda no menos del 20 por ciento. El contenido de fibras debe ser de un 4 por ciento o menos.

Paso 3

Dale a tu perro dos o tres comidas pequeñas por día, a diferencia de la tradición de darle una o dos comidas más abundantes. Los weimaraners son propensos a hincharse, es por eso que necesitan porciones más pequeñas para promover una mejor digestión.

Paso 4

Hazlo socializar desde una edad temprana con niños y otros animales. En general, son muy buenos con los niños, pero pueden tumbar a los más pequeños debido a su tamaño y su naturaleza energética. Ten cuidado si tienes gatos u otros perros a menos que hagas socializar a tu weimaraner desde temprano.

Paso 5

Ofrécele entrenamiento de obediencia cuando es muy joven. Los weimaraners son bastante estrepitosos y funcionan bien con el entrenamiento de jaula. Este tipo de entrenamiento lo ayudará a dejar los hábitos de hacer sus necesidades dentro del hogar y morder cosas para destruir.

Paso 6

Saca a caminar o correr a tu perro al menos una o dos veces por día y déjalo bastante tiempo suelto sin la correa. Estos perros tienen mucha energía, pero recuerda no ejercitarlos luego de haber comido, ya que tienen tendencia a hincharse.

Paso 7

Cepilla el pelaje de tu weimaraner tantas veces como sea necesario con un cepillo de cerda firme. Si quieres lograr un pelaje realmente brillante, límpialo con una tela suave. Ponle champú cuando sea necesario; usa un champú seco (un polvo que se usa sobre el pelaje y luego se quita con el cepillo). Los weimaraners suelen perder algo de pelo.

Paso 8

Recorta las uñas de tu weimaraner cada dos o tres semanas o más a menudo si es necesario.

Paso 9

Comprende los problemas de salud que un weimaraner es propenso a sufrir. Entre éstas se incluye: hinchazón, displasia de la cadera (una bola y un hueco mal formados en la articulación de la cadera), tumores y osteodistrofia hipertrófica (crecimiento rápido).

Paso 10

Coloca adecuadamente un cerco en tu patio trasero. El weimaraner posee un fuerte instinto de perseguir a sus presas y se irá detrás de otros animales cuando tenga la oportunidad.

Paso 11

Espera que tu weimaraner macho crezca hasta llegar entre 24 y 27 pulgadas (60,96 cm y 68,58 cm) y pese entre 60 y 75 libras (27,22 kg y 34,02 kg) para cuando haya crecido completamente. Las hembras crecerán hasta 22 a 25 pulgadas (55,88 cm a 63,5 cm) y pesarán entre 50 y 65 libras (22,68 kg y 29,48 kg).

Paso 12

Prepárate para disfrutar de tu weimaraner entre 9 y 15 años completos, ya que es el promedio de esperanza de vida de estos animales.

Más reciente

×