Cómo cuidar de un pastor ganadero australiano

Marc Grimwade/Getty Images News/Getty Images

El pastor ganadero australiano, criado para pastorear el ganado, es una raza de perro dominante muy inteligente que requiere de mucho tiempo y paciencia para entrenar. El entrenamiento temprano es la clave para una vida feliz con tu ganadero australiano.

Paso 1

Vacuna a tu pastor ganadero australiano cuando lo adquieras y dale seguimiento con vacunas de refuerzo anuales para mantener la inmunidad del perro a las enfermedades. Desparasita a tu perro adulto cada tres meses y consulta a tu veterinario acerca de productos antipulgas.

Paso 2

Lleva a tu pastor ganadero australiano para que reciba un entrenamiento en obediencia tan pronto como sea posible. Debido a su alto nivel de inteligencia y energía, puede salirse rápidamente de control.

Paso 3

Entrena a tu pastor ganadero australiano con refuerzo positivo y enséñalo a ser amable con los niños. Esta raza tiene tendencia a pastorear niños pequeños.

Paso 4

Ejercita a tu pastor ganadero australiano una o dos veces al día. Estos perros enérgicos disfrutan corriendo y son buenos compañeros para los corredores.

Paso 5

Lleva a tu pastor ganadero australiano con correa al pasear. Debido a que es una raza dominante, puede ser agresivo con otros perros y personas.

Paso 6

Proporciónale juguetes masticables. Esta raza mastica todo lo que encuentra en la casa si no tiene un juguete o un hueso para masticar en todo momento.

Paso 7

Alimenta a tu pastor ganadero australiano con comida para perros que tenga carne como ingrediente principal si quieres un producto de calidad. La proteína cruda debe ser no menor al 30% y grasa cruda no menor del 20%. Además, el contenido de fibra debe ser de 4% o menos.

Paso 8

Recorta las uñas de tu perro con regularidad, cada dos o tres semanas.

Paso 9

Peina y cepilla su pelaje con un cepillo de cerdas firmes. La capa del pastor ganadero australiano, que se mantiene relativamente limpia, es resistente a temperaturas extremas y no tendrá que ser bañado con frecuencia.

Paso 10

Ten en cuenta que un pastor ganadero que ha sido esterilizado o castrado mudará unas dos veces al año, en gran cantidad. Una hembra que no ha sido esterilizada mudará después de cada ciclo de estro. Baña a tu perro con baños de agua tibia y cepilla con frecuencia para que no mude todo de una vez.

Paso 11

Debes saber que el pastor ganadero australiano es propenso a la displasia de cadera (una malformación de la articulación glenohumeral en la cadera), atrofia progresiva de retina (daño progresivo a la retina) y sordera.

Más reciente

×