Cómo cultivar rosas desde los cortes de las puntas

rosas 1 image by Lina Antony from Fotolia.com

Cómo cultivar rosas desde los cortes de las puntas. Las rosas son una de las flores más fáciles para hacerlas crecer desde los cortes. Ahora puedes compartirlas con tus amigos y vecinos y disfrutar el fácil proceso de cultivar los cortes de las puntas.

Paso 1

Prepara la tierra para plantar poniendo tierra fresca en los recipientes de vivero de de plástico de 4 pulgadas (10 cm). Riega bien la tierra, y ponlos a un lado.

Paso 2

Selecciona una planta de rosas sana que quieras multiplicar. La planta debe estar floreciendo, estar bien regada y no tener signos de infección, hongos o estrés.

Paso 3

Corta una sección del tallo de 6 a 10 pulgadas (15,25 cm a 25 cm) de largo. El trozo ideal debe tener por lo menos un pimpollo que esté casi listo para abrirse y varias hojas maduras creciendo de una parte recta del tallo.

Paso 4

Remueve las hojas de abajo para que se vean 2 ó 3 nódulos en el tallo. Los nódulos de las hojas van a ser el lugar por el que crezcan las raíces. Podrás sacar las hojas tirando de ellas con la mano.

Paso 5

Sumerge el final de la punta que has cortado en la hormona de las raíces para alentar un rápido crecimiento. Sólo la parte del tallo que estará enterrado debe ser sumergido en la hormona.

Paso 6

Usa un lápiz para hacer un agujero en la tierra que preparaste. La mayoría de los jardineros que usan este método hacen un agujero en lugar de empujar el tallo directamente en la tierra para evitar dañar la delicada capa de cambium que está a lo largo de éste. El cambium es el tejido que lleva los nutrientes hacia arriba por el tallo.

Paso 7

Coloca el corte en el agujero, afirma la tierra y el tallo para que esté seguro en el recipiente. Usa la punta de tus dedos para prensar suavemente la tierra en la base del tallo.

Paso 8

Coloca el corte en una bolsa de plástico grande. La bolsa actuará como un vivero en miniatura, reteniendo la humedad y el calor mientras se forman las raíces.

Paso 9

Sella la bolsa y colócala en una zona tibia fuera de la luz directa del sol. Aunque necesita un poco de luz, el sol directo cocinará al corte dentro de la bolsa.

Paso 10

Abre la bolsa y rocía la planta con frecuencia para conservar el nivel de humedad elevado. Debido a que la pequeña planta todavía no tiene raíces, no puede extraer el agua de la tierra. Mantén el interior de la bolsa húmedo sin que el agua corra. Resella la bolsa cuando hayas terminado con el proceso.

Paso 11

Remueve la bolsa luego de unas 3 a 4 semanas, dependiendo de la estación del año. La planta debe estar echando raíces. Continúa rociándola diariamente o cuando sientas que la tierra está seca al tacto, pero ten cuidado de no darle demasiado agua.

Paso 12

La planta está lista para vivir por sí sola cuando comiences a ver nuevos crecimientos y raíces saliendo por la parte de abajo del recipiente. ¡Felicitaciones!

Más reciente

×