Cómo decidir si incinerar o enterrar

brass urn image by Richard J Thompson from Fotolia.com

La cremación permite más opciones y es más barata que un entierro, pero si la familia quiere poder visitar al fallecido y hacerle un funeral tradicional, la elección más sabia es el entierro.

Paso 1

Estudia tus opciones. Si eres incinerado, tus cenizas pueden estar en el cementerio dentro de una urna en un mausoleo o esparcidas en algún lugar apropiado. Si eres enterrado, tu única opción será el cementerio.

Paso 2

Piensa en los costos. Con la incineración puedes evitar pagar el ataúd, uno de los elementos más caros de un entierro. También ahorrarás los gastos de embalsamar y maquillar al difunto, y no necesitarás pagar un lote en el cementerio ni las facturas que determinan los cementerios por la apertura y cierre del establecimiento.

Paso 3

Ten en cuenta tus creencias religiosas y los sentimientos de tus familiares. Si cualquiera de estas cosas son un problema, necesitarás aclararlas con ellos antes de tomar una decisión.

Paso 4

Haz las compras. No importa qué necesites, un ataúd, una urna, el lote en el cementerio o la lápida, puedes buscar en Internet, en el vecindario y en los diarios cuáles son los precios más convenientes. No estás obligado a comprar todo de parte del servicio de entierro que se encarga de todos los preparativos, de este modo no te cobrarán los "honorarios de gestión" por los elementos de otra procedencia que hayas pagado.

Paso 5

Asegúrate de transmitir claramente tus deseos a los miembros de la familia si ya hiciste los preparativos previamente de lo que se hará con tu cuerpo.

Más reciente

×