Cómo hacer decoraciones en el techo con espirales

Comstock/Comstock/Getty Images

Los espirales datan del arte antiguo en rocas como una forma decorativa primitiva. Ciertos espirales, como los que se encuentran en el Cañón Chaco de Nuevo México y Newgrange en Irlanda tienen alineaciones astronómicas conectadas con el sol, de acuerdo con el Centro Solar de la Universidad de Stanford. Con su parecido a laberintos, espirales de flores, helechos y conchas, los espirales añaden belleza a cualquier estilo de decoración. No es por nada que las serpentinas parezcan juguetes alegres, lo que añade un efecto de alegría. Las serpentinas funcionan como decoraciones económicas para cualquier evento. Con los elementos básicos de la casa puedes hacer y colgar serpentinas para una aventura de decoración relajado y sin tener que comprarlo.

Paso 1

Dibuja espirales con lápiz en hojas de papel. Utiliza un tazón o una lata grande como patrón para comenzar la parte externa del espiral si lo deseas. Dibuja una línea continua, con cada curva al menos a media pulgada, o 1,2 cm, de separación. Los dibujos del espiral no tienen que ser perfectos, cuando la serpentina cuelgue del techo, las diferencias en las líneas no serán notorias.

Paso 2

Dibuja todos los espirales y córtalos. Sostén el papel por el borde exterior y corta por el borde de la línea continua hasta la mitad del espiral. Esto hace una serpentina que colgará como un rizo.

Paso 3

Decora los espirales con pegamento de brillantina. Coloca los espirales sobre la mesa y dibuja líneas, círculos, zigzags o diseños en los espirales con el pegamento de brillantina. Permite que sequen al menos durante 30 minutos.

Paso 4

Pega el extremo pequeño de cada espiral al techo. Cuélgalos de acuerdo con tu gusto. Por ejemplo, cuelga dos filas de espirales con una separación de 5 a 8 pulgadas (12,5-20 cm) para un toque de color detrás de una mesa de comida.

Más reciente

×