Cómo deshacerse naturalmente de los caracoles y las babosas

Slug balancing act image by marvinsparvin from Fotolia.com

Cómo deshacerse naturalmente de los caracoles y las babosas. Estas pegajosas criaturas son un castigo para cualquier jardinero. Evita que los destructivos caracoles y babosas se alimenten de tu jardín sin usar cebos peligrosos.

Paso 1

Quita los caracoles y babosas a mano. Durante el día, observa tus tulipanes, lirios y plantas de carámbano, todos lugares de reunión favoritos de los caracoles. Por la noche, usa una linterna y sigue sus brillantes rastros para encontrarlos.

Paso 2

Sumérgelos o ahógalos en un recipiente con agua jabonosa.

Paso 3

Desparrama tierra de diatomeas natural o de agricultura sobre el suelo en los canteros de flores o alrededor de plantas individuales. Los pequeños y filosos gránulos cortarán los suaves cuerpos de los caracoles causando que se deshidraten. Reaplica luego de cada precipitación.

Paso 4

Instala barreras de 2 pulgadas (5 cm) o mayores de cinta de cobre alrededor de los canteros plantas y flores. Hazlo sólo después de haber eliminado todos los caracoles y babosas de la zona, dado que las pestes pegajosas no cruzarán el cobre y quedarán atrapadas adentro para comer.

Paso 5

Coloca vasijas de cerámica boca abajo para atrapar caracoles y babosas que se acumulen debajo para reposar en la sombra. Dalos vuelta y quita los caracoles diariamente hasta que la infestación haya desaparecido.

Paso 6

Coloca trampas de levadura en los canteros problemáticos. Hunde un frasco poco profundo o una trampa comprada hasta arriba para que quede a nivel del suelo. Llena las trampas con cerveza (regular o sin alcohol) hasta 1/2 pulgada (1,25 cm) del borde y espera a que los caracoles y las babosas caigan y se ahoguen. Controla las trampas cada tanto.

Paso 7

Para los que no imaginan gastar cerveza en caracoles, pueden probar esta preparación casera: agrega 1/2 cuch. de levadura de hornear y 1 cuch. de azúcar al agua de cada trampa.

Paso 8

Minimiza la humedad y los sitios frescos en tu jardín, como las pilas de madera y las macetas vacías, que los caracoles y las babosas necesitan para sobrevivir en los días soleados.

Más reciente

×