Cómo eliminar caracoles con sal

••• Comstock/Comstock/Getty Images

Los caracoles pueden ser destructivos para los jardines y la vida vegetal, haciendo que sea necesario deshacerse de ellos antes de que produzcan más daño. Aunque los caracoles tiendan e alimentarse principalmente de plantas que están descompuestas, también pueden hacer grandes agujeros en los tallos, las flores y otros tejidos de la planta. Cualquier planta puede ser afectada, pero principalmente dañan a las plantas más jóvenes. Hay varias formas de matar caracoles, pero una popular es usar sal o agua con sal para controlarlos.

Passo 1

Llena un balde grande con agua tibia del grifo. Agrega alrededor de 7 cucharadas de sal a 1 galón (4 litros) de agua. Mezcla muy bien hasta que la sal se disuelva. Coloca el balde cerca del jardín de modo que sea fácilmente accesible.

Passo 2

Photos.com/PhotoObjects.net/Getty Images

Retira los caracoles de la zona del jardín o de las plantas con una pinza. Coloca cada caracol, de a uno a la vez, en el balde de agua con sal. Empújalos dentro del agua de modo que queden completamente inmersos en ella; la sal matará a los caracoles casi de forma instantánea.

Passo 3

Busca los caracoles de día o de noche, con una linterna. Elimina los caracoles del jardín tan pronto como los veas. Si los retiras antes de que pongan sus huevos, podrás eliminarlos más rápidamente.

Passo 4

Busca huellas de caracoles en el patio o la acera cercanos al jardín. Esparce sal de mesa en esos caminos, evitando el jardín y el suelo mismo. Espera a que los caracoles vuelvan sobre los caminos y se muevan por la sal, que los matará.

Más reciente

×