DESCUBRIR
×
Loading ...

El ecosistema de las plantas

Actualizado 23 marzo, 2017

Un ecosistema es una comunidad biológica de organismos afectados por la ubicación, la altitud, la temperatura, el agua, el aire y las diversas interacciones entre las formas de vida. Una diversidad de ecosistemas se pueden encontrar en los bosques, los pantanos, los desiertos, las montañas y los valles, las praderas, las lagunas, las costas rocosas, la alta tundra y los océanos. El patio trasero de tu casa tiene también su propio ecosistema. Eliminar las fuentes de contaminación y abstenerse de interferir permitirán a los ecosistemas proporcionar las fuentes de alimentos necesarias para muchas especies, incluyendo a los seres humanos. Las plantas también ofrecen refugio y hábitat en diferentes entornos, simplemente dejándolas crecer y convertir el dióxido de carbono en oxígeno.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Selvas tropicales y trópicos

Muchos tipos de plantas pueden encontrarse en las selvas tropicales. Aquellas que pueden vivir en altas temperaturas y humedad crecen en una superficie densa con follaje muy por encima del suelo del bosque. Muy poca luz del sol llega a la tierra, pero el suelo del bosque está vivo con la actividad de los insectos y la vida silvestre y los ciclos de descomposición y regeneración de las plantas. Las bromelias, las orquídeas, el filodendro, las palmas, los helechos, las distintas frutas y flores se desarrollan bien en el clima tropical. El Hoh Rain Forest (Bosque Tropical Hoh), en el noroeste de Washington, es un bosque tropical templado, con temperaturas frías durante algunos inviernos y fuertes vientos del océano ocasionalmente. El Bosque Hoh recibe una gran cantidad de lluvia, y el cedro, el abeto, los arces, las bayas, el musgo, la col de mofeta y muchos helechos y otras plantas crecen fácilmente allí. El Bosque Hoh es parte del Olympic National Park (Parque Nacional Olímpico), que ayuda a proteger los ecosistemas frágiles y previene la invasión comercial. En los trópicos viven innumerables formas de distintas plantas más allá de las selvas tropicales. El jengibre, las plumerias, los mangos, las jacas, los frutos del árbol de pan, las flores de la pasión, el jazmín hawaiano, los plátanos y muchas más pueden crecer en plantaciones de cuidado y en granjas, pero a menudo se encuentran en la naturaleza.

Loading ...
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Tundra y montaña

En el extremo norte y en las partes altas de algunas regiones montañosas, las temperaturas extremadamente frías hacen que sea difícil el crecimiento para las plantas. Pocos árboles pueden echar raíces a través de las zonas heladas, pero las algas, los líquenes y otras plantas pequeñas logran soportar la zona. Estas plantas incluyen la gayuba, algunas formas de musgo, las saxífragas, la hierba timotea, las juncias y diferentes tipos de pasto. Los ecosistemas hiper sensitivos de la Tundra Ártica ocupan alrededor del 20% de la superficie de la Tierra. Estos ambientes frágiles acumulan desequilibrios de dióxido de carbono llamados "sumideros", y como las capas de hielo permanentes se están derritiendo, la tundra se reduce un poco más cada año.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Desiertos y pantanos

Los desiertos proporcionan numerosos entornos para la vida de las plantas, aunque la mayoría de ellos son calientes y muy secos. Si estás conduciendo atravesando un desierto y notas un área de abundante vegetación, lo más probable es que ahí se encuentre un estanque, un manantial o un arroyo creando esa zona verde. Las plantas que crecen bien en el desierto incluyen cientos de tipos de cactus, mezquites, enebro, algunas palmas, el cardo, la creosota, y un gran número de flores silvestres que dan vida al desierto poco después de una ocasional y rara lluvia. Las marismas, los pantanos, las ciénagas y los estuarios a menudo cuentan con pastos profundos y otras plantas, y son el hogar de muchas especies de aves. Anidar en estas áreas es común, pero los caimanes, las serpientes y otros depredadores pueden competir por conseguir alimento.

Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

Agua

Algunas plantas no necesitan tierra para crecer, y flotarán en la superficie de estanques o lagos con raíces que cuelgan por debajo, como la lenteja de agua o el jacinto de agua. Las plantas que crecen bajo el agua también pueden encontrarse en los océanos del mundo, pero pueden estar creciendo en la piscina de tu patio o en la pecera: las algas no sólo crecen en los estanques termales del Parque Nacional de Yellowstone. Las hierbas submarinas, algas marinas y otras algas crecen bajo el agua, a veces formando grandes bosques. Los ecosistemas submarinos pueden ser afectados drásticamente durante las grandes tormentas, y también sufren por la radiactividad y la contaminación, que se extiende rápidamente por las corrientes y las fluctuaciones de las mareas. Prevenir estos problemas ayudará a evitar que la vida marina -tanto de vegetales como de animales- se extinga.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images
Loading ...
Loading ...