Cómo eliminar las manchas de óxido en las bañeras y lavabos

Image Source/Digital Vision/Getty Images

Cuando las superficies de la cocina y el baño muestran signos de oxidación, sabes que el agua contiene hierro. Con la exposición continua, tus bañeras y lavabos pueden presentar manchas. Limpia las superficies y elimina el óxido antiestético con ácidos potentes que disolverán la decoloración y dejarán estas áreas brillando. No obstante, evita el cloro, ya que puede fijar el óxido y hacerlo imposible de eliminar.

Paso 1

Ponte los guantes de goma y úsalos siempre que mezcles y apliques el ácido oxálico.

Paso 2

Llena el balde con 3/4 galón (2,83 litros) de agua caliente. Agrega 1/8 taza de ácido oxálico, rociándolo de manera uniforme sobre la superficie del agua. Mezcla bien los ingredientes durante al menos cinco minutos para disolver los cristales del ácido en polvo. Añade 1/4 de galón (946 ml) de agua caliente para llenar el balde y revuelve cuidadosamente.

Paso 3

Sumerge el cepillo o esponja en la mezcla de ácido oxálico. Aplica sobrre una zona poco visible de la bañera o lavabo para asegurarte de que no se dañen. Espera unos cinco minutos y enjuaga el ácido. Siempre y cuando la superficie se mantenga sin daño continúa con el tratamiento contra el óxido aplicando el ácido generosamente sobre las manchas para eliminarlas.

Paso 4

Enjuaga bien las superficies con agua tibia para eliminar todos los rastros de ácido oxálico.

Más reciente

×