DESCUBRIR
×
Loading ...

Cómo eliminar y prevenir el moho y los hongos

Eliminar y prevenir el crecimiento y la propagación de hongos y moho en el hogar es un desafío constante. La presencia de humedad en el cuarto de baño, cocina, ático y sótano hace de estas áreas de la casa el caldo de cultivo ideal para el crecimiento de hongos. Si no se trata, el moho puede comer las paredes, los muebles y telas, y causar alergias y dolencias diferentes en los miembros de la familia. Estos son algunos consejos importantes para saber cómo eliminar y prevenir la formación de moho en tu casa.

Instrucciones

  1. Haz una revisión de rutina para encontrar moho y hongos. Especialmente durante la estación lluviosa o húmeda, visita todas las habitaciones, el ático y el sótano regularmente para comprobar que no haya fugas, acumulación de humedad o signos de moho y hongos. Usa una linterna fuerte para comprobar rincones y grietas, así como pliegues en cortinas y cortinas.

    Loading ...
  2. Determina y corrige la causa de las fugas y la acumulación de humedad. Remienda grietas, goteras en techos y ventanas, y otras fuentes de agua y humedad. Instala aislamiento adicional si es necesario. Si la ventilación deficiente contribuye al problema, considera usar aire acondicionado, deshumidificadores y ventiladores de escape.

  3. Aspirar el moho de la superficie afectada. Usa el limpiador de la aspiradora o cepilla el área con un cepillo duro para eliminar la mayor cantidad de crecimiento posible.

  4. Trapea, pasa una esponja o pulverizador sobre la superficie afectada con una solución de media taza de blanqueador de cloro en dos galones (7 l) de agua, y enjuaga con agua limpia. Seca bien el área.

  5. Pinta las paredes y pisos afectados y manchados con pintura resistente al moho.

  6. Airea el mobiliario afectado, muebles y tapizados al aire libre y expon al sol si es posible.

  7. Lava los tejidos afectados o manchados con agua caliente y blanqueador de ropa, teniendo cuidado de seguir las instrucciones de lavado del elemento.

  8. Recuerda, la mejor manera de prevenir la formación de moho es mantener siempre la casa limpia, seca y bien ventilada.

Loading ...

Consejos

  • Una alternativa más ecológica a la lejía es el peróxido de hidrógeno de 30 o 35 por ciento mezclado con una cantidad igual de agua. Lava el área afectada con agua y jabón, y luego rocía la solución de peróxido. Deja que la solución repose durante una hora y pulveriza de nuevo. No hay necesidad de enjuagar, deja que se seque. No deja ningún olor a lejía.
  • El olor a humedad es un signo seguro de la presencia de moho y hongos. Revisa todos los rincones y grietas y comprueba si hay fugas y marcas de agua que pueden no ser fáciles de detectar.
  • Regularmente lava trapos y alfombras que suelan mojarse. Quita las alfombras que tiendan a volverse húmedas, mojadas o empapadas.

Necesitarás

  • Cloro blanqueador
  • Agua caliente a tibia
  • Un pulverizador
  • Una aspiradora
  • Peróxido de hidrógeno
Loading ...