Cómo reparar los arañazos en un fregadero de acero inoxidable

kitchen sink image by Ruta Saulyte from Fotolia.com

Los fregaderos de acero inoxidable pueden verse brillantes y nuevos al principio, pero después de un uso continuado pueden rayarse. Es posible restaurar un fregadero de acero inoxidable mediante la eliminación de los rasguños, y algunas tareas de mantenimiento preventivo pueden ayudar a mantener un fregadero como nuevo.

Paso 1

Limpia el agua o la suciedad de la superficie del acero inoxidable con un paño de microfibra. Limpia con un limpiador para acero inoxidable si es necesario.

Paso 2

Frota el rasguño con la parte gruesa de una almohadilla para pulir con el grano en el metal. Lija una pulgada (2,5 cm) por fuera de todos los lados de la raya para ayudar a que las reparaciones se mezclen mejor. Da vuelta a la almohadilla y lija la zona rayada con el lado fino para suavizar el área.

Paso 3

Limpia con un paño de microfibra con un limpiador para acero inoxidable en la zona lijada. Agrega una pequeña cantidad de limpiador en el paño y aplícalo de manera uniforme a la zona rayada.

Paso 4

Aplica uniformemente un pulidor para acero inoxidable con un paño de microfibra suave para restaurar el lustre y brillo del fregadero.

Paso 5

Repite los pasos anteriores si el rasguño todavía está presente. Si es todavía visible después de repetir el procedimiento, es posible que necesite ser retirado profesionalmente.

Más reciente

×