DESCUBRIR
×
Loading ...

¿Qué enfermedades puede contagiar un gato a un perro?

Los perros y gatos pueden llevarse muy bien, sobre todo si viven en la misma casa. Pero, ¿es saludable? Mientras que muchas enfermedades son específicas en perros y gatos, los perros pueden contraer algunas enfermedades de los gatos.

Image by Flickr.com, courtesy of Stefano Mortellaro

Diferencias de enfermedades

La mayoría de las veces, un gato no puede pasar sus enfermedades a un perro y viceversa. Son diferentes especies, por lo que los virus reaccionan de manera diferente. Por ejemplo, si tu gato tiene leucemia felina, tu perro no se contagiará. Lo mismo ocurre con el moquillo de un gato: no provocará parvovirus o moquillo en un perro. Sin embargo, la rabia es altamente contagiosa. Si un gato con rabia muerde a tu perro, puede contagiarse de la enfermedad.

Loading ...
Image by Flickr.com, courtesy of Vladislav Sabanov

Enfermedades de la piel

Un perro puede contagiarse de algunas enfermedades de la piel de un gato. Una de ellas es la sarna sarcóptica, una enfermedad grave de la piel que es muy contagiosa y puede transmitirse entre especies. Si tu mascota está perdiendo mucho pelo y tiene llagas en su cuerpo, necesitará tratamiento veterinario.

Image by Flickr.com, courtesy of Amazon CARES Amazon Community Animal Rescue, Education and Safety

Pulgas y garrapatas

A las pulgas y garrapatas no les importa de dónde viene la sangre, si es de perro o gato. Si tus gatos tienen pulgas, no lo dejes recostarse cerca de o compartir áreas con los perros hasta que hayan sido tratados y les quiten las pulgas.

Image by Flickr.com, courtesy of tiny_packages

Lombrices y parásitos

Un perro puede contagiarse de lombrices y otros parásitos de un gato. Como los gusanos y larvas generalmente pasan a través del cuerpo de un animal y salen en sus heces, debes tomar precauciones para que tu perro no se meta en la arena del gato como, por desgracia, se sabe que lo hacen algunos perros.

Image by Flickr.com, courtesy of Ibrahim Iujaz

Tratamiento

Incluso si tu gato y perro parecen tener la misma enfermedad, lo más probable es que no sea así, por lo que no puedes darles el mismo tratamiento. Nunca debes dar un medicamento destinado para perros a un gato, y viceversa. Recuerda que son dos tipos diferentes de animales. Llévalos al veterinario para averiguar a ciencia cierta cuál es el problema, y sigue al pie de la letra todas las instrucciones.

Image by Flickr.com, courtesy of Steve Roetz
Loading ...
Loading ...