Cómo entrenar a mi perro pit bull para protegerse a sí mismo

Pit image by Mark D. Farthing from Fotolia.com

A pesar de lo que muchas personas tienden a creer, los pit bulls son perros muy adorables. El estigma negativo que ha plagado a esta raza de perro ha provocado que muchas personas permanezcan lejos de ellos, cuando la realidad es que la conducta agresiva tiene mucho más que ver con la crianza que con su naturaleza. Enseñar a un perro pit bull a protegerse a sí mismo sin que se convierta en un animal violento abiertamente es muy posible y requiere algo más que persistencia y perseverancia.

Paso 1

George Doyle/Stockbyte/Getty Images

Espera hasta que el perro haya alcanzado la madurez mental. Aunque los pit bulls en general tienen fuertes genes de defensa, no siempre se ponen en acción hasta que el perro tiene al menos tres años de edad. Intentar enseñar el entrenamiento defensivo a un perro antes de que haya madurado puede tener un efecto negativo e inevitablemente dar lugar a lo que mucha gente podría llamar un perro violento o agresivo.

Paso 2

Thinkstock/Comstock/Getty Images

Contrata a un entrenador de perros para ayudar con el entrenamiento de defensa. Entrenar a un perro para que aprenda a morder o a desarrollar otros mecanismos de autodefensa sin la ayuda de un profesional no es recomendable, ya que puede ser un proceso muy peligroso. El entrenador por lo general pondrá al perro en situaciones donde se sienta amenazado y deba defenderse por sí mismo. Arrinconar al animal y someterlo a posibles depredadores son métodos comunes para enseñarles la importancia de la defensa. Conmúnmente el perro es recompensado con golosinas y elogios después de defenderse por sí mismo exitosamente.

Paso 3

Ryan McVay/Photodisc/Getty Images

Presta mucha atención a las acciones de tu perro cuando el entrenador esté ausente. Si bien puede ser peligroso tomar el entrenamiento de defensa en tus propias manos, es aconsejable recompensar al perro por la confianza mostrada cuando el entrenador no está cerca. Si el perro se defiende por sí mismo en una situación en la que obviamente se siente amenazado, debería ser recompensado, ya sea con golosinas o elogios.

Más reciente

×