DESCUBRIR
×
Loading ...

Cómo esconder los cordones de los zapatos (o zapatillas)

La mayoría de las personas usan sus cordones de forma que queden a la vista de cualquiera que pueda ver la parte superior de su calzado. Otras, prefieren realizar un nudo escondido, o simplemente quieren esconder el cordón sobrante. Hay varias formas simples de hacerlo de manera de conseguir la apariencia deseada y al mismo tiempo atar el calzado de manera que quede firme y bien ajustado al pie.

Instrucciones

Sneakers image by irum from Fotolia.com

    Debajo de la lengüeta

  1. Ata tus zapatos o zapatillas pasando tus cordones utilizando el método "over-under" (sobre-debajo) o el entrecruzado.

    Loading ...
  2. Tira de ambos extremos libres de los cordones para ajustar el calzado de manera que se sienta cómodo pero que te asegure que no se saldrá de tu pie.

  3. Lleva los extremos de los cordones detrás de la lengüeta de tu zapatilla.

  4. Ata los cordones en un nudo entrecruzado o haz un moño detrás de la lengüeta.

  5. Da vuelta la lengüeta de manera que quede sobre la parte superior de tu pie. Dispón los cordones de manera que los sientas cómodos debajo de la lengüeta.

    Atadura doble

  1. Ata tus zapatos o zapatillas pasando tus cordones utilizando el método "over-under" (sobre-debajo) o el entrecruzado.

  2. Tira de ambos extremos libres de los cordones para ajustar el calzado de manera que se sienta cómodo pero que te asegure que no se saldrá de tu pie.

  3. Realiza una atadura doble en el extremo empujando el cordón derecho a través del último agujero dónde pasaste el izquierdo y viceversa. Esto mantendrá a los cordones bien ajustados en la zapatilla sin que tengas que hacer un nudo, y además acortará el exceso.

  4. Pon ambos cordones dentro del zapato o zapatilla en el lugar en que van tus tobillos o a los costados.

  5. Dispón los cordones de manera que los sientas cómodos.

    En forma de tobillera

  1. Ata tus zapatos o zapatillas pasando tus cordones utilizando el método "over-under" (sobre-debajo) o el entrecruzado.

  2. Tira de ambos extremos libres de los cordones para ajustar el calzado de manera que se sienta cómodo pero que te asegure que se mantendrá en tu pie.

  3. Envuelve el sobrante de los cordones alrededor de tu tobillo y átalos en un nudo o moño entrecruzado. Este estilo es el mejor para utilizar cuando llevas pantalones largos ya que esconde los cordones alrededor de tu tobillo.

Loading ...
Loading ...