DESCUBRIR
×
Loading ...

Cómo ser una esposa dominante

Actualizado 21 febrero, 2017

Los tradicionales papeles conyugales incluyen un marido dominante y una esposa sumisa. Estos roles han ido cambiando por lo que los hombres y las mujeres, hoy en día, tienen una relación más igualitaria. Sin embargo, algunas parejas disfrutan de una relación en la que la mujer es más dominante que el marido. Para que esto funcione, ambas partes deben estar de acuerdo en qué es lo que quieren. La mujer dominante se diferencia de una dominatriz en que el papel se amplia para incluir todas las áreas de la relación, no sólo los aspectos sexuales.

Instrucciones

Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images
  1. Habla con tu marido acerca de la función que deseas tomar como esposa dominante. Algunos hombres sugieren este papel porque les resulta más atractivo o cómodo, mientras que otros están abiertos a él como una manera de añadir algo de sabor a su matrimonio o a tiempo parcial. Investiga qué tanto desea de la relación y cuáles son las zonas de comodidad que están lejos de la dominación.

    Loading ...
  2. Haz una lista de las áreas que deseas dominar. Esto puede incluir cosas como las tareas domésticas, las relaciones sexuales o el control de cómo se gasta el tiempo libre. Acércate a tu marido con la lista para ver si él está de acuerdo con estas áreas.

  3. Toma la iniciativa en estas áreas. Dile a tu marido qué tareas hacer y cuándo hacerlo, cómo van a pasar el tiempo en sus días libres y lo que esperas en el dormitorio. Algunas esposas dominantes amplían el dominio en el dormitorio para incluir posiciones sumisas y cosas como equipo de esclavitud, pero esto varía según el nivel de confort de la pareja.

Loading ...
Loading ...