Cómo estirar los pantalones vaqueros

Brand X Pictures/Stockbyte/Getty Images

Esos pantalones perfectos pueden no serlo tanto tras una pasada accidental en la secadora o un par de kilos de más. Sin embargo, hay esperanza para las bellas prendas encogidas en el armario. Sigue esta guía para estirar los pantalones vaqueros y que puedas volver a ponértelos.

Paso 1

Ponte los pantalones vaqueros para distinguir las secciones que hay que estirar. Las partes más fáciles de estirar de la prenda son la parte inferior y la de los muslos, ya que el tejido de la tela se estira a lo ancho. Es muy difícil cambiar la talla de áreas como la cintura debido a su composición.

Paso 2

Llena la botella con agua tibia y establece la boquilla a chorro medio.

Paso 3

Para estirar la sección de las nalgas de los pantalones vaqueros, rocía la parte trasera hasta que esté empapada de agua. A continuación, prepárate para estirar la tela con la rodilla: dobla la pierna, coloca una nalga en la rótula y tira fuertemente durante varios segundos. Repite el proceso con el otro lado. Ponte los pantalones cuando hayas terminado.

Paso 4

Para el muslo, rocía la tela con agua y ponte los pantalones vaqueros completamente. Te sentirás muy incómoda por un instante pero la sensación pegajosa disminuirá a medida que el agua se caliente con el calor del cuerpo.

Paso 5

Para ambas zonas, tómate unos 10 minutos para moverte con energía con los pantalones vaqueros puestos. Da zancadas y patadas, y ponte de cuclillas para estirar la tela. Después de un rato, el tejido apretado cederá y se adaptará a tu cuerpo otra vez.

Más reciente

×