Cómo evitar que una camisa de vestir se arrugue

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Al prestar atención al tipo de tela, proveer un cuidado especial al momento de lavarlas y colgarlas de forma correcta puedes ayudar a que tus camisas de vestir resistan las arrugas. Los materiales resistentes a las arrugas son las telas naturales como el algodón y las telas sintéticas como la seda artificial y el poliéster. Las mezclas de algodón con tela sintética son fáciles de encontrar y los productos formulados para evitar que las camisas se arruguen durante su uso son muy efectivos.

Paso 1

Compra camisas formales que estén hechas de mezcla de algodón con otras telas como la seda artificial y el poliéster o las hechas del material sintético de tu elección.

Paso 2

Utiliza tu suavizante de tela favorito cuando laves las camisas formales y una lamina de suavizante de tela durante el proceso de secado.

Paso 3

Retira la camisa de la lavadora tan pronto se detenga el ciclo de lavado. No dejes que los artículos permanezcan en una pila retorcida en la parte inferior de la lavadora. Sacude las arrugas de las camisas antes de colocarlas en la secadora.

Paso 4

Coloca sólo unas cuantas prendas en la secadora para que queden de forma cómoda. Muchos artículos juntos se secarán en un bulto manteniendo las arrugas en su lugar. Seca los artículos del mismo tamaño y densidad, así las prendas pesadas y húmedas no presionan las camisas de peso ligero, y así todo recibe la misma cantidad de secado. Mantén el ciclo de secado tan corto como sea posible, ya que el calor fija las arrugas. Si las camisas están arrugadas después de haberlas dejado en la secadora por mucho tiempo, coloca una toalla húmeda con una lámina de suavizante dentro de la secadora y seca por 10 minutos más.

Paso 5

Retira las camisas de la secadora tan pronto termine el ciclo de secado. Sacúdelas y colócalas en perchas de madera o plásticas incluso si planeas plancharlas de inmediato. Las camisas que se apilan en una canasta de ropa por un período de tiempo fijan las arrugas profundamente sobre la tela.

Paso 6

Sacude las camisas y estíralas antes de colgarlas en el tendedero. Una brisa elimina las arrugas al suavizar la tela. Utiliza un ventilador con la opción media para simular este efecto si estás utilizando un tendedero dentro de tu casa.

Paso 7

Aplana las arrugas de las camisas con una plancha eléctrica de vapor colocada en la opción apropiada para la tela.

Paso 8

Cuelga las camisas de vestir en tu armario con perchas plásticas o de madera. Las perchas de alambre forman pliegues y arrugas en la tela. Deja suficiente espacio entre las camisas, así no se presionan entre sí creando arrugas.

Paso 9

Cuando viajes cuelga tu camisa en el baño mientras tomas una ducha caliente y luego estírala suavemente cuando termines. Utiliza la secadora del hotel para secar la camisa con un trapo húmedo por 10 minutos. El trapo provee humedad para actuar con el calor de la secadora para alisar las arrugas. Hay un número de planchas de vapor para viajar que funcionan bien, y puedes comprar en una tienda por departamentos o en línea.

Más reciente

×