Cómo evitar que el Terrier tenga siempre las orejas paradas

George Doyle & Ciaran Griffin/Stockbyte/Getty Images

Si tienes un terrier o cualquier otra raza canina cuyas orejas siempre están paradas, puedes entrenarlas para que apunten hacia abajo. Todo lo que necesitas son algunos consejitos simples y podrás evitar que las orejas de tu perro estén siempre paradas en poco tiempo. Luego de un par de semanas de entrenamiento, las orejas de tu perro deberían estar permanentemente bajas.

Paso 1

Corta una porción de cinta adhesiva de uso medicinal que sea lo suficientemente larga como para alcanzar desde la mitad de una de las orejas del perro hasta la mitad de la otra oreja. Haz un corte de forma trapezoidal en el centro de esta tira, y dobla el corte hacia abajo (ver el diagrama en la sección de referencias).

Paso 2

Dispón la cinta entre las orejas del animal, adhiriendo cada extremo de la cinta al interior de las orejas, cerca de la base. Intenta que ningún pelo quede pegado en la cinta, ya que al retirarlo le hará doler. El corte que hiciste quedará ahora entre las orejas del perro, arriba de su cabeza.

Paso 3

Corta otro pedazo de cinta de aproximadamente 5 cm (2 pulgadas), y enróllalo de modo que el lado del pegamento quede hacia afuera. Coloca este cilindro dentro de la oreja del perro cerca del extremo, uno en cada lado.

Paso 4

Dobla hacia abajo la parte pegajosa de la cinta de modo que la cinta enrollada se adhiera a la abrazadera que habías hecho con la primera tira. Mételo a presión suavemente para asegurarlo en su lugar. Ahora las orejas de tu perro están encintadas en la posición en que quieres que se formen de manera natural.

Paso 5

Espera dos o tres semanas para que la cinta haga su trabajo y luego quítala con un removedor para adhesivos como por ejemplo Detachol. Si la oreja se baja solita, misión cumplida. Si no, repite los pasos del 1 al 4.

Más reciente

×