Hazlo tú mismo: un agente espesante para la pintura

Jupiterimages/Pixland/Getty Images

Aunque deberías comprar pintura de la consistencia adecuada para el proyecto que has encarando, algunas veces la pintura que necesitas no es lo suficientemente espesa cuando la traes a casa de la tienda y comienzas a trabajar con ella. Puedes comprar una pintura más espesa, devolver el producto a la tienda para que vuelva a ser mezclada o simplemente comprar un espesante de pintura comercial, como Cellosize Hidroxietil celulosa y agregarlo a tu pintura siguiendo las instrucciones del envase. No obstante, si deseas hacerlo tú mismo, puedes espesar la pintura en casa, usando elementos de uso doméstico.

Instrucciones

Paso 1

Deja secar la pintura látex abriendo la lata en una zona con buena ventilación. Exponer la pintura látex al aire permite que es agua, que es el líquido que está debajo, se evapore. Revuelve la pintura cada una hora para evaluar los progresos, ya que no debes secarla en exceso. Cuando alcance la consistencia deseada estará lista para usar.

Paso 2

Agrega un pigmento especial a la pintura. Escoge un pigmento que está naturalmente tanto en pinturas látex como al solvente, que incluyen el acrílico y la pintura al aceite. Experimenta con los materiales que tengas incluyendo talco, tiza o arcilla en polvo. Mezcla alrededor de 1 cucharada del pigmento a la vez y revuelve bien para evaluar el efecto.

Paso 3

Usa un texturizador que sea seguro tanto para pintura látex como al solvente, como arena de sílice, compuesto para placas de yeso o masilla en pasta. Agrega la arena directamente a la pintura, de a una cucharada a la vez, mezclando muy bien entre los agregados. Mezcla compuesto para placas de yeso o masilla con agua para hacer una textura almibarada antes de agregar 1 cucharada de la mezcla por vez a la pintura.

Más reciente

×