Cómo añadir agua a la pintura cuando está muy espesa

••• Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

La pintura es una conveniente forma de cubrir superficies que ya no son adecuadas, ya sea porque están sucias o rayadas o simplemente porque no están pintadas de un color adecuado. La pintura debe ser suave y debe cubrir la pared u otra superficie, a menudo con una sola mano. Como cada tipo de pintura tiene su propia fórmula única, tendrás que utilizar tus cálculos y tu buen juicio a la hora de aligerar la pintura. Puede agregar agua para diluir pinturas de látex cuando sea necesario, pero definitivamente no puedes añadir agua a pinturas a base de aceite.

Passo 1

Vierte la pintura en un balde grande si vas a aligerar todo el galón de pintura. Espera unos segundos a que la pintura sobrante se escurra de la lata.

Passo 2

Vierte 1 taza de agua a temperatura ambiente al balde y remueve la pintura con un palo de pintura. Agítala durante varios minutos hasta que la mezcla se torne suave y uniforme. Comprueba si el espesor es el adecuado para la aplicación en cuestión.

Passo 3

Añade más agua, de a una taza a la vez, revolviendo bien después de cada adición. Ten cuidado de no sobre diluir la pintura, ya que de lo contrario no proporcionará la cobertura adecuada y además podría desprenderse después.

Passo 4

Comprueba la pintura aplicándola sobre la superficie que deseas pintar, utilizando la herramienta adecuada para la tarea, ya sea que se trate de un pulverizador, un rodillo, un pincel o un trapo. Mantén la pintura lo más espesa posible para obtener mejores resultados.

Más reciente

×