Cómo hacer un helado de refresco

••• David De Lossy/Photodisc/Getty Images

Los refrescos (esas bebidas dulces gasificadas) vienen en diversos sabores, como naranja, lima-limón y uva, los cuales son perfectos para hacer helados. No se trata sólo de colocar refresco en un recipiente y congelarlo. En cambio, puedes darle unos toques extras y crear una mezcla de helado que dejará a tus hijos pidiendo más. La mejor parte es que vas a ahorrar dinero en el proceso, ya que no tendrás que comprar helados preparados comercialmente.

Mezcla la leche condensada, las latas de refrescos y el jugo de limón en un bol. Revuelve con una cuchara para combinar todos los ingredientes.

Pon parte de la mezcla en un recipiente medidor. Sostén un embudo sobre una sola sección de una bandeja de cubitos de hielo y llénala con la mezcla. Haz lo mismo tantas veces como sea necesario para llenar todas las secciones de la bandeja.

Coloca tres hojas de papel de aluminio sobre la parte superior de la bandeja de hielo y dóblalas hacia abajo sobre los bordes.

Haz un corte de un cuarto y media pulgada en el papel de aluminio con la punta de un cuchillo afilado, en el centro de cada sección de la bandeja. Inserta un pequeño palo de madera en cada apertura. Tal vez tengas que utilizar algo de fuerza para lograrlo.

Coloca la bandeja de hielo en el congelador sobre una superficie plana, por lo menos dos o tres horas. Retira la bandeja de hielo del congelador y sirve tus helados de refresco.

Más reciente

×