Cómo hacer té de hibisco

••• sxc.hu/doclecter

Las flores del hibisco se usan en todo el mundo para hacer un té ácido o para hacer varios tónicos curativos. Utiliza este método sencillo para hacer tu propio té de hibisco refrescante, que puede ser endulzado a gusto. Ya sea hecho con limón, con canela, con azúcar o con miel, este té le gustará a todos. Esta receta rinde aproximadamente cuatro porciones.

Pon cuatro tazas de agua a calentar en una cacerola mediana. Una vez que el agua comienza a hervir, apaga el fuego.

Añade en el agua 8 flores frescas de hibisco o dos cucharadas de pétalos secos. Agrega una o dos ramitas de canela, dependiendo de lo fuerte que te guste el té.

Cubre la cacerola y deja reposar las flores del hibisco y las ramitas de canela durante 15 o 20 minutos. No dejes las flores en el agua más de 20 minutos o el té te quedará amargo. Si deseas hacer un té más fuerte, añade más flores en lugar de dejarlas más tiempo.

Cuela el té de hibisco en una jarra. Añade el jugo de un limón pequeño y azúcar o miel para endulzarlo. También puedes dejar la jarra sin endulzar y permitir que cada invitado añada su propio edulcorante.

Vierte el té sobre hielo en vasos individuales cuando lo sirvas. Si así lo deseas, puedes adornar cada vaso con una rodaja de limón. Puedes guardar lo que sobró en el refrigerador hasta tres días, antes de desecharlo.

Más reciente

×