Instrucciones de la cafetera Keurig

Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images

Las cafeteras Keurig proporcionan a los usuarios la posibilidad de crear una taza fresca de café individual a través del uso de contenedores individuales sellados, conocidos como tazas K. Los negocios suelen colocar cafeteras Keurig en sus salas de descanso y pasillos para evitar los desperdicios, los tiempos de espera y los problemas de mantenimiento que se encuentran con las cafeteras tradicionales en un lugar de trabajo o en una oficina. Aunque Keurig ofrece diferentes modelos de cafeteras, la mayoría operan de la misma forma básica.

Paso 1

Enchufa la máquina. Lleva a cabo cualquier procedimiento de imprimación o de fijación necesario para tu modelo específico de cafetera Keurig.

Paso 2

Levanta la tapa de la parte superior de la cafetera. Llena el tanque de agua con agua fría. Cierra la tapa y presiona el botón de encendido de la parte frontal de la máquina.

Paso 3

Centra una jarra o una taza compatible para café en la bandeja de goteo. Selecciona un sabor de taza K si hay varios disponibles. No quites la cubierta sobre la parte superior de la misma.

Paso 4

Levanta el mango de elaboración en la parte superior frontal de la máquina. Coloca tu taza K en el hueco interior disponible, después baja el mango de nuevo para cerrar la máquina y agujerear la lámina en la parte superior de la taza K.

Paso 5

Presiona el botón de "elaboración", o el que indica la cantidad de café (en onzas) deseada, dependiendo de tu modelo. Selecciona un tamaño más pequeño para darle un sabor más fuerte. Espera a que el café se termine de hacer por completo, después toma tu taza.

Más reciente

×