DESCUBRIR
×
Loading ...

Lagartijas venenosas en Georgia

Actualizado 21 noviembre, 2016

Actualmente, no hay especies de lagartijas venenosas en Georgia. De hecho, sólo hay dos especies venenosas conocidas en América del Norte: el monstruo de Gila y el lagarto de abalorios mexicano, ninguno de los cuales habita en Georgia. Sin embargo, existen seis especies de lagartijas en Georgia, como los anolis verdes y marrones, el eslizón tridáctilo y el geco del Indo-Pacífico.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Anolis

Los anolis verdes y marrones son comunes en Georgia, excepto en zonas montañosas. Generalmente viven en árboles, pero se pueden encontrar tomando el sol en terrazas, tejados y banquetas. Tanto los verdes como los marrones son más activos durante el día, cuando la temperatura es cálida y buscan refugio en la corteza de los árboles, troncos o matorrales cuando el clima es fresco. Los anolis se pueden encontrar en casi cualquier hábitat.

Loading ...
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Lagartijas espinosas y con cuernos

Estas especies de lagartijas incluyen la sceloporus undulatus y la lagartija con cuernos de Texas. La primera puede vivir por lo general en muchos tipos de hábitats, desde montañas hasta la costa, la lagartija de cuernos se encuentra comúnmente en áreas arenosas, como dunas. Las dos pasan la mayoría del tiempo en el suelo y árboles. Una característica distintiva de la lagartija con cuernos es la habilidad de sacar gotas de sangre de los ojos para ahuyentar a sus depredadores. Normalmente los dos tipos de lagartijas cazan insectos.

Corredores de seis líneas

La corredora de seis líneas es la única especie de lagartija en Georgia con la característica distintiva de 6 líneas amarillas o blancas que corren por su espalda. Esta especie se encuentra comúnmente en las regiones calientes de Georgia, como en dunas de arena y campos abiertos. Se les conoce por su rapidez y dificultad para atraparlas.

Eslizones

Los eslizones tienden a ser de color marrón o gris y se encuentran en la mayoría de las zonas montañosas de Georgia. Algunas de estas especies, como el eslizón de carbón y el eslizón de cinco rayas, pueden desprender la cola cuando son atrapadas, permitiéndoles escapar rápidamente de sus depredadores. Esta especie de lagartija por lo general se puede encontrar debajo de las piedras, troncos o en las orillas de arroyos.

Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Gecos

Los gecos, que son prácticamente nocturnos, tienen patas pegajosas, a diferencia de muchas especies de lagartijas, son capaces de hacer sonidos como ladridos o chirridos durante una lucha o para advertir de los depredadores. Se pueden encontrar comúnmente posados en la noche en focos, paredes o cortinas. Durante el día, se esconden en grietas o bajo la corteza de los árboles.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Lagartijas sin patas y lagartijas cocodrilo

Esta especie de lagartija incluye a las lagartijas de cristal, que no tienen patas y parecen serpientes. Se pueden distinguir de las serpientes por sus párpados movibles, aperturas de oreja y mandíbulas inflexibles. Cuando son capturadas, pueden desprender una parte o la mitad de su cola, que constituye prácticamente la mitad de su cuerpo. Se pueden encontrar principalmente en tierras húmedas y hábitats arenosos.

Loading ...
Loading ...