Cómo lavar una manta tejida al crochet o a dos agujas

••• Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

Una colcha tejida a dos agujas o al crochet es un trabajo amoroso que necesita un cuidado especial cuando la tienes que lavar. Toma nota de qué tipo de hilado fue usado para hacerla. El cuidado que le des depende de si es sintético, como el acrílico o una fibra natural, como la lana o el algodón

Passo 1

Llena la máquina con agua fría de acuerdo a las instrucciones de la misma y el detergente, asegurándote de que tanto el agua como el detergente sean suficientes para lavar la frazada. Como los colores pueden desteñir, especialmente cuando las fibras son viejas y naturales, lávala con ropa de colores similares o sola, y asegúrate de que no haya nada que la pueda enganchar.

Passo 2

Deja que la máquina haga su lavado normal.

Passo 3

Agrega suavizante de ropa al enjuague final si tu frazada tiene flecos. El suavizante te ayudará a que no se enrenden.

Passo 4

Saca la frazada cuando se haya completado el ciclo y ponla a secar sobre una superficie plana o, si puedes, si es sintética o de algodón, ponla en el secador a baja temperatura solamente y con el ciclo más suave que puedas. Saca la frazada cuando esté completamente seca. Ponla plana y arregla los flecos con tus dedos. No la pongas en una soga, porque la puedes estirar.

Passo 5

Examina la frazada para ver si se han saltado algunos hilos y asegúralos de nuevo en la pieza con una aguja de lana o de crochet. Coloca la hebra que se ha salido en una aguja con un ojo amplio y llévala a la parte del revés trabajando con ella para esconderla.

Más reciente

×