Cómo hacer una lengua de res con cocción lenta

Jupiterimages/liquidlibrary/Getty Images

Una lengua hecha con cocción lenta crea una carne tierna que puede cortarse en rodajas y servirse en sándwiches o desmenuzada para platillos como tacos o burritos. También puedes servirla cubierta de salsa o gravy como platillo principal. Cocinar la lengua de res no es difícil, pero necesitas tener en cuenta algunas cosas para asegurarte de que la carne salga tierna y deliciosa. Si no has comido lengua de res con anterioridad, el sabor es similar a una carne tierna de cacerola.

Paso 1

Descongela la lengua de res durante toda la noche en tu refrigerador. Coloca la lengua en un tazón grande o en una bolsa resellable mientras se descongela, para prevenir que la sangre y otros jugos goteen sobre otra comida o encimeras del refrigerador.

Paso 2

Enjuaga la lengua descongelada debajo de un chorro de agua fría y frótala suavemente con un cepillo de cerdas de nailon, para remover cualquier resto de sangre visible.

Paso 3

Coloca la lengua de carne en una olla de cocción lenta y agrega suficiente agua para cubrirla por lo menos por 1 pulgada (2 cm) por encima.

Paso 4

Cocina la lengua en una olla de cocción lenta cubierta a temperatura alta, aproximadamente por 4 horas o hasta que la lengua quede tierna y se perfore fácilmente con un cuchillo.

Paso 5

Retira la lengua de la olla de cocción lenta utilizando unas tenazas. Sé cuidadoso, ya que la lengua estará extremadamente caliente.

Paso 6

Haz un corte poco profundo en el centro de la parte superior de la lengua para cortar a través de la capa exterior y luego pela esta capa cuidadosamente. La capa exterior es dura y desagradable para consumirla, así que debes removerla.

Paso 7

Corta la carne de la lengua en rodajas con un cuchillo afilado o desmenúzala con dos tenedores.

Más reciente

×