Cómo limpiar una cartera de cuero de diseñador

••• Thomas Northcut/Photodisc/Getty Images

Para algunas mujeres, comprar una cartera de cuero de diseñador no es una simple compra sino una inversión. Más allá del nombre en la etiqueta, el cuero de primera calidad requiere de cuidado constante para conservar su estado original. Al igual que nuestra piel, el cuero necesita aire, humectación, limpieza frecuente y protección del sol y otros factores. Debido a que la mayoría de las carteras de cuero nuevas no cuentan con un tratamiento previo de protección contra la humedad, se debería aplicar en casa o que lo realice un profesional. Las raspaduras y manchas se pueden evitar al mantener la cartera lejos del pavimento, comida, bebidas y cosméticos.

Vacia la cartera por completo y sacúdela sobre un tacho de basura. Cepilla cualquier remanente de polvo o suciedad localizado en los bordes y costuras, utilizando una escobilla de mano suave.

Humedece en agua tibia un trapo limpio y agrega una pequeña cantidad de detergente suave. Escurre el trapo y limpia el forro, frotando suavemente las manchas que encuentres. Deja que el interior seque al aire a fondo por aproximadamente 45 minutos antes de limpiar el exterior.

Limpia el exterior de la cartera con delicadeza, usando un trapo suave y limpio, apenas humedecido, y deja secar al aire. Aplica una pequeña cantidad de limpiador para cuero en otro trapo suave y limpio sobre el exterior de la cartera. Pasa el trapo sobre la veta del cuero, especialmente cerca de las costuras y ribetes. Deja que la cartera seque al aire por 15 o 20 minutos.

Coloca una pequeña cantidad de humectante para cuero en un trapo suave y limpio y, aplícalo en el exterior de la cartera con movimientos circulares. Esparce el producto de forma pareja, evitando la acumulación del mismo en costuras y ribetes. Quita el excedente con otro trapo suave; luego, dale brillo cuidadosamente con otro trapo.

Más reciente

×