Cómo limpiar el conducto de una secadora

laundry dial image by Sirena Designs from Fotolia.com

El conducto de tu secadora puede atascarse con las pelusas de tu ropa. Cuando esto ocurre, bloquea el flujo de aire de tu secadora y puede causar largos tiempos de secado, ciclos incompletos en los que tu ropa sigue húmeda, fallos de los sensores automáticos de apagado e incluso incendios. A causa de esto, es importante mantener el conducto de tu secadora limpio para evitar problemas. Puedes contratar a un profesional para que lo limpie por ti, pero esto es caro. Si quieres ahorrar dinero, puedes limpiar los conductos tú mismo usando poco tiempo y energía.

Paso 1

Desconecta el conducto de tu secadora de la pared y de la secadora. A veces, están unidos por un conector que se puede apretar para liberarlo. Otros pueden requerir que desatornilles una unión para liberar el conducto.

Paso 2

Saca la parte desmontable del conducto para limpiarla con mayor facilidad. Inserta la boquilla estrecha a tu aspiradora y úsala para aspirar la parte interior de tu conducto. También puedes usar un cepillo para pelusas, si lo prefieres.

Paso 3

Aspira dentro del tubo, donde el respiradero conecta con la pared, así como con la secadora.

Paso 4

Inserta el extremo de un soplahojas en el extremo de la pared del conducto.

Paso 5

Enciende el soplahojas. Esto forzará las pelusas a salir del conducto y a través del respiradero hacia fuera.

Paso 6

Vuelve a unir las piezas del conducto a la secadora y a la pared.

Paso 7

Repite las limpiezas en plazos de uno a tres meses.

Más reciente

×