Cómo limpiar conejos blancos

Jupiterimages/BananaStock/Getty Images

Los conejos con el pelaje blanco suelen parecer más sucios que otros conejos, debido a que su pelo blanco se ensucia y se mancha de forma más obvia. Como muchos otros animales, a los conejos no les gusta estar húmedos y sus delicados cuerpos requieren que tengas cuidado durante el proceso del baño, ya que pueden lesionarse con facilidad en una lucha. Puedes hacer que tu conejo blanco parezca limpio bañándolo y secándolo rápidamente, antes de que la humedad le sea insoportable.

Paso 1

Ponte los guantes desechables.

Paso 2

Llena la bañera de plástico con agua hasta la marca de una pulgada (2,5 centímetros). Vierte el champú para conejos en la bañera y mézclalo bien.

Paso 3

Coloca una toalla en la bañera para evitar que el conejo resbale.

Paso 4

Coloca al conejo en la toalla. Utiliza el vaso desechable para recoger el agua jabonosa y echarla sobre el conejo. Elimina el pelaje sucio y largo y las heces.

Paso 5

Coloca otra toalla sobre el suelo o encima de una mesa y coloca a tu conejo sobre ella. Escurre el agua jabonosa de la bañera y llénala un a pulgada de agua limpia (2,5 centímetros). Enjuaga el vaso de plástico. Coloca al conejo en la bañera llena de agua limpia y enjuaga recogiendo agua limpia con el vaso y vertiéndola sobre el conejo.

Paso 6

Coloca peróxido en el algodón y frota cualquier mancha persistente.

Paso 7

Seca el pelaje del conejo con un secador para cabello con un ajuste templado. Mantén el secador alejado del conejo debido a su piel delicada.

Paso 8

Cepilla el pelaje limpio del conejo con un cepillo para eliminar cualquier cabello flojo. Humecta ligeramente tus manos y frota al conejo suavemente para eliminar cualquier cabello suelto. Sigue frotando hasta que elimines todo el cabello flojo.

Paso 9

Frota con el reductor estático para eliminar cualquier pelaje suelto que quede.

Más reciente

×