Cómo limpiar después de utilizar un extinguidor de fuego

••• simazoran/iStock/Getty Images

Un extinguidor utiliza ciertos agentes para apagar el fuego. Una vez que lo uses, terminarás con un desastre a causa de los residuos. La mayoría de los extinguidores utilizan lo que se conoce como "químico seco", y limpiar sus residuos puede resultar un proceso sencillo. La mayoría de extinguidores domésticos, es decir los que se encuentran regularmente en casas, oficinas y carros, utilizan fosfato de mono amonio o bicarbonato de sodio como su agente extintor. Otros extinguidores comunes utilizan espuma o bicarbonato de potasio.

Passo 1

Utiliza una buena aspiradora para limpiar la mayor parte de los residuos que puedas. Utiliza una aspiradora fuerte para las áreas difíciles, como por ejemplo, alfombras gruesas y con mucho pelo o áreas con muchas hendiduras. Si no cuentas con una buena aspiradora, puedes utilizar una escoba o paños para retirar los residuos que estén sueltos.

Passo 2

Utiliza un paño limpio y húmedo para retirar cualquier residuo que quede. Si los residuos son de un extinguidor que utiliza fosfato de mono amonio debes limpiar el área afectada lo más pronto posible, asegurándote de proteger tus manos con guantes.

Passo 3

Utiliza una solución de vinagre y agua para limpiar los residuos persistentes de los extinguidores a base de bicarbonato de sodio o bicarbonato de potasio. Necesitarás mucha agua para quitar los residuos de bicarbonato de las superficies porosas o materiales suaves como alfombras o tapicerías. Utiliza paños para aplicar el agua y retirar los residuos.

Passo 4

Lava cualquier residuo de los extinguidores a base de espuma. La espuma deberá evaporarse después de un corto tiempo.

Passo 5

Utiliza un desodorante para casa como Febreze o un limpiador de alfombras con bicarbonato de sodio para quitar cualquier olor persistente derivado del agente extintor.

Más reciente

×