Cómo limpiar una nevera con cloro

Jupiterimages/Creatas/Getty Images

Los refrigeradores deben limpiarse a menudo para eliminar la suciedad y las bacterias dañinas. Limpiar el aparato con regularidad prolongará su vida útil. Permitir que las bacterias crezcan dentro del refrigerador puede hacer que se forme moho y las bacterias pueden dañar los alimentos. Desinfecta tu refrigerador con una solución diluida de cloro para que este mate a las bacterias peligrosas con eficacia y ayuda a eliminar los malos olores del aparato.

Paso 1

Retira los alimentos del interior del refrigerador y colócalos en una hielera o refrigerador. Desenchufa el refrigerador de la pared.

Paso 2

Retira los estantes, repisas y cajones. Limpia con agua caliente y un detergente suave y luego enjuaga con una cdta. de blanqueador de cloro se diluida en 1 galón (4,5 l) de agua caliente. Seca muy bien los estantes, repisas y cajones con una toalla.

Paso 3

Limpia el refrigerador con agua tibia y jabón. Quita los olores dentro del refrigerador mezclando una taza de bicarbonato de sodio con 1 galón (4,5 l) de agua. Limpia el interior del refrigerador con la solución y enjuágalo con agua limpia.

Paso 4

Desinfecta el interior del refrigerador con la solución diluida de cloro. Seca el refrigerador completamente.

Paso 5

Vuelve a colocar los estantes, las repisas y las puertas interiores del refrigerador. Vuelve a meter la comida en él .

Paso 6

Lava el exterior del refrigerador con agua caliente y jabón. Desinfecta el exterior incluyendo las asas con la solución diluida de cloro y seca el refrigerador a fondo.

Más reciente

×