Cómo limpiar una plancha de hierro fundido

Eising/Photodisc/Getty Images

Las planchas de hierro fundido son muy populares en las hogueras de campamento y también en la cocina de varios cocineros. Son buenas conductoras de calor y antiadherentes cuando se mantienen adecuadamente, lo que las convierte en herramientas de cocina muy versátiles. Limpiar una plancha de hierro fundido es diferente a la limpieza de una plancha que no sea de ese material. Límpiala incorrectamente y te arriesgarás a arruinarla. Una limpieza apropiada hará que puedas utilizar tu plancha de hierro fundido durante años.

Paso 1

Deja que la plancha de hierro fundido se enfríe a temperatura ambiente antes de limpiarla, esto previene quemaduras y posibles daños a la plancha.

Paso 2

Enjuaga la plancha con agua fresca. El jabón puede arruinar y corroer la plancha, de modo que no lo utilices. Límpiala con una esponja limpia o con un trapo.

Paso 3

Si se ha quedado pegada la comida combina 2 cucharadas de agua con 2 de sal kosher para hacer una pasta gruesa de sal. Frota la comida pegada de la plancha con la pasta y enjuaga con agua.

Paso 4

Seca la plancha y frota toda la superficie con un poco de aceite y toallas de papel. Cualquier aceite para comer servirá, pero será mejor utilizar aceite de maní si utilizas la plancha sobre fuego abierto o de otra forma cocinas a muy alta temperatura. El aceite de maní brindará más calor y menos humo que otros aceites. Debes colocar apenas una ligera capa de aceite sobre la plancha. Limpia el excedente con toallas de papel.

Paso 5

Si tu plancha no está totalmente preparada aún, puedes colocarla en el horno a 250 °F (121 °C) por una hora para prepararla para su uso antes de guardarla. Déjala enfriar en el horno, quita el exceso de aceite una vez más y guárdala.

Más reciente

×