Cómo reparar los sartenes antiadherentes dañados

John Foxx/Stockbyte/Getty Images

Los sartenes antiadherentes hacen que freír los huevos y los panqueques sea muy fácil, pero el material tiene un inconveniente importante: la capa antiadherente es frágil y se raspa fácilmente con los utensilios, como las espátulas de metal. Si el tuyo ha quedado dañado, no tienes necesidad de tirarlo. En su lugar puedes cubrir los rasguños y las marcas con una capa de aerosol antiadherente para reparar los utensilios de cocina.

Paso 1

Lava bien el sartén con agua y jabón y luego sécalo con una toalla. Espera a que se seque al aire durante un par de horas, para asegurarte de que toda la humedad se ha evaporado antes de continuar.

Paso 2

Aplica el aerosol antiadherente para reparar los utensilios de cocina en forma homogénea sobre toda la superficie del sartén. Precalienta el horno a 500 grados Fahrenheit (260 grados C).

Paso 3

Coloca la sartén dentro del horno y déjala durante 45 minutos. Esto solidificará el aceite de reparación y hará que la sartén sea segura para usarla en el futuro.

Paso 4

Quita la sartén del horno y espera a que se enfríe completamente. Una vez que ha llegado a temperatura ambiente, lava una vez más la sartén. Deja que se seque al aire antes de usarla nuevamente.

Más reciente

×